Se vieron muy indignados los integrantes del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción por el ajuste a su presupuesto. Primero, el año pasado pidieron 100 millones, en diciembre les dijeron qué tal vez serían 40 y ahora se proponen 20 millones de pesos. Sin duda un presupuesto bastante ajustado a las pretensiones de sus dirigentes.

No obstante, nos llega información de fuentes de alto nivel, que está disminución obedece a dos razones: la primera tiene que ver con la escasa credibilidad que se tiene en algunos de sus integrantes y la segunda, tiene fundamento en que su estructura administrativa está llena de recomendados y familiares.

Si esto es verdad, pues está muy complicado el tema.