Por: Guillermo Carreón

“Se quedó en Orizaba, creo que se lo merecen. Orizaba, como Porfirio Díaz el que se haya quedado aquí, independientemente es un atractivo turístico y es el único lugar en toda la república donde hay una estatua”, afirmó el expresidente municipal, Juan Manuel Diez Francos, ante la determinación del cabildo de la permanencia del monumento en la Plaza Bicentenario.

 

Manifestó que la permanencia de la estatua fue aplaudida por 60 líderes de opinión pública e incluso representantes de los medios de comunicación, quienes no vieron mayor problema y finalmente se sometió a la votación.

 

“Para instalar en la Plaza Bicentenario la estatua no fue por decisión unilateral sino por una votación; y la insistencia para que fuera quitada obedecía a un capricho o presión de algunos ediles hacia el alcalde (Igor Rojí)”.

 

Reiteró que la postura asumida por los ediles, quienes se fijaron a favor de la remoción, fue más “un capricho” de algunos regidores o una presión hacia el alcalde, “lo tengo bien documentado, lo sé, pero no voy a hablar más”.

 

Puntualizo que esta estatua representa un atractivo turístico para la ciudad, siendo el único lugar en la República en donde hay una efigie de tal polémico personaje.

 

Por lo que tras conocer la votación se congratuló y agradeció el interés por otros ayuntamientos en pedir en comodato el monumento, mismo que continuará en su lugar.

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO