Explicación no pedida…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@gmail.com

    

 

Debe ser ya intolerable para la comunidad internacional la actitud de La Casa Blanca y su desquiciado inquilino.  Lo mismo amenaza con cerrar una frontera -que no puede, ni va a cerrarla- que lo mismo y manda al ya colérico anciano Elliot Abrams…

 

Para que a través de los medios de comunicación a modo, le advierta a Nicolás Maduro que “no están jugando”; y de pasada le dice al Kremlin que pagará por el apoyo dado a Venezuela…

Todo esto, un días después de que el orate del peluquín le dijera a Rusia que se retirara de Venezuela.  Todo esto, para que un día después de lo dicho por el patético Abrams; el cara de limón de coctelería exprimido, o sea, John Boston, declarara que “el despliegue de fuerzas armadas de otros países en Venezuela, se considerará como una amenaza directa a la paz”…

Lo que ciertamente que ya rebasa todos los límites de la tolerancia; sobre todo porque las bases y los soldados americanos están por todos lados.  Pero como Guaidó ya pasó a la Historia, pareciera que Washington asume la Presidencia que deja vacante el encargado; y dispone que ya el País le pertenece dictando órdenes…

Por cierto que con dignidad y gallardía fue la respuesta que obtuvo el orate de la Casa Blanca por cuenta de nuestro Secretario de Relaciones Exteriores, Don Marcel Ebrad“México no actúa con base a amenazas”…

 

Haciendo referencia a la declaración del cada vez más envalentonado Trump, de que la semana entrante va a cerrar la frontera.  Dejando claro que después de que la Justicia no encontró ninguna relación con los rusos que pusiera en peligro a la Nación, o su impoluta democracia, Trump está peor de insoportable.

Cambiando de tema…

 

Dados los antecedentes, no fue difícil que encumbrados y reconocidos periodistas siguieran el hilo de la madeja; y que esta fuera a dar con doña Beatriz. Haciendo referencia a las cartas borrador -para por si había alguna observación-que en cuatro hojas la Presidencia envió al Papa Francisco y al rey de España

La Tesis de la doctora Beatriz Gutiérrez Muller acerca de la Conquistame hicieron pensar en que ella había movido la cuna.  Como se publicó en este mismo espacio hace un par de días…

Pero sobre todo, el lenguaje corporal que mostró cuando su esposo daba a conocer las cartas teniendo como fondo el templo del Kukulkán, en Chichén-itzá, no dejaba dudas de que ella se había comido el ratón…

Su desinteresada actitud volteando hacia todos lados, sin ver a la cámara ni apoyar a su marido, lo decía claramente: Yo no tengo nada que ver en esto…

Pero como no muy se lo creyeron y se comenzó a hacer un run-run cada vez más fuerte, que acabó obligando al Presidente a “aclarar” que su esposa no tuvo nada que ver en el asunto.  Lo que finalmente resultó peor…

Pues como dicen allá en mi Pueblo: salió “pior” el remedio que la enfermedad.  Pues acabó confirmando lo que ya todos sabíamos.  La sabiduría popular no se equivoca y “Explicación no pedida, culpabilidad manifiesta”…

 

Pero hizo recordar una anécdota que se le atribuye a Francisco de Quevedo (1580 – 1645) y al entonces rey de España, Felipe IV (1605 – 1665) apodado “El Grande”…

 

Referente a una polémica sobre el valor de la disculpa.  El Rey sostenía que una disculpa lavaba cualquier ofensa.  Y toda vez que Francisco no estaba de acuerdo y argumentaba que muchas veces una disculpa puede ser peor que la ofensa…

El Rey lo retó a que le demostrara que eso podía ser cierto.  No bien el Monarca le había dado la espalda, Francisco le palpó el trasero.  Cuando el rey se volteó sorprendido, Francisco le espetó: “Disculpe, creí que era la reina”.

 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

]]>

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar