Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

   

 

Desde Poza Rica, cuyos ciudadanos fueron considerados representantes de toda la Nación, o sea, convertidos en asamblea legislativa -más o menos como la que sostiene a Guaidó allá en Venezuela-…

El Ganso Mayor, a quien sus anfitriones disfrazaron como hawaiano -por cierto le dio un espaldarazo al Gobernador, echando por tierra todos los rumores malévolos- poco faltó para que dispusiera que ya no le dijeran “Patrosimio” a ya saben quien…

Mediante una consulta a mano levantada, democráticamente decidió mandar obedeciendo y optó por la sana medida de no bronquearse con su homólogo norteamericano…

Quien obsesionado con construir un muro, pensando que si esa bandera le dio el triunfo para que llegara a La Casa Blanca, seguramente ahora hará que se reelija, no ceja en su empeño…

Pero el problema es que ese tipo de gobernantes dividen a la sociedad y la enfrentan.  Haciendo recordar las palabras de Thomas Jefferson (1743 – 1826) “Los déspotas han recurrido de antiguo al procedimiento de utilizar a una parte del pueblo para mantener en orden a la otra”…

 

Que es lo mismo que está sucediendo aquí en México.  Si la lucha de clases siempre está en el fondo de todos los problemas sociales, el que los fifís se opongan a los chairos y viceversa, no va a conducir a nada bueno…

De hecho las palabras ya se han convertido en sinónimo de insultos.  Y de eso es responsable el Presidente; a quien, por respeto a la investidura, ya no le queda andar poniendo apodos a nadie…

Cabe señalar, que a su llegada al improvisado recinto legislativo de Poza Rica, el Presidente de Gansópolis escuchó gritos y protestas que olímpicamente, haciéndole al Salinas de Gortari, su acérrimo enemigo, ni los vio, ni los escuchó…

Coreado por los asistentes al evento que mostraban su algarabía cada vez que el Ganso Mayor hacía el recuento de lo que ha regalado y de lo que va a seguir regalando a la gente que no trabaja; según esto, para reactivar la economía, se mostraba hasta ese entonces, contento…

Y en un tono de voz que antes no se le conocía, acentuando las palabras con las que termina la frase -un poco como de perdona vidas- comenzó su hablar, en el que salta de un tema a otro con pasmosa facilidad…

Con un encomiable manejo de auditorio bien aprendido y ensayado, haciendo pausa en el momento preciso para escuchar el esperado aplauso…

Todo un gobierno de masas al que le comienzan a torpedear en la línea de flotación; pues ya van dos ocasiones en que el Presidente denota el estar molesto con las preguntas que le hacen o con las actitudes de la gente…

Ahora le sucedió en Hidalgo, donde el Gobernador Omar Fayad, sabiendo cómo se las gastan los morenos, llevó su porra priísta, la que por cierto logró acallar a la porra de los morenos y AMLO, no pudo disimular el estar molesto…

Cuando “El primer arte que deben aprender los que aspiran al Poder, es el de ser capaces de soportar el odio”, Lucio Anneo Séneca (4 antes de esta Era – 65) y parece que ya no todos lo quieren.

Ya de salida…

 

Hasta el cansancio se ha repetido que esto no cambiar mientras no exista una verdadera República.  Y por lo visto eso no va a suceder.  Se cambió un Presidencialismo por otro; pero nada más…

Los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, “aplaudieron” el proceso por el que el Senado eligió a cinco integrantes de las Salas Regionales…

Y lo mejor, es que dijeron que con dicho procedimiento se mantiene “la plena autonomía” ¿? del Tribunal; y se garantiza la capacidad y preparación de los elegidos.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.