Hablando de disculpas, ¿AMLO no se va a disculpar con nosotros por imponernos a Cuitláhuac en Veracruz?

No necesitamos que pasen 500 años, ni siquiera que pase un año, a los veracruzanos nos han bastado cien días de desastre para darnos cuenta que Cuitláhuac García es la persona menos adecuada para gobernar Veracruz. Desde los primeros días, sin importar el agravio que los funcionarios duartistas causaron a la ciudadanía, su gobierno los empezó a dejar libres. Por si eso fuera poco, colocó en cada dependencia a personas que cubrían el perfil, algunas se las impusieron, otras él mismo las colocó. Esas mismas personas, sin perfil ni preparación, colocaron también a sus parientes, a sus amigos en puestos de relevancia. Pero eso no fue todo, ya casi son cuatro meses de gobierno y Cuitláhuac no tiene un Plan Veracruzano de Desarrollo. Por si fuera poco, en los meses de enero y febrero, Veracruz ocupó los primeros lugares en secuestros y feminicidios y a como va la cosa parece que en marzo no vamos a dejar ese primer lugar. No hay estrategia de seguridad, si cantaleta de siempre es echarle la culpa a los que le dejaron el gobierno. No conecta el cerebro con el lenguaje y ya da pena que lo entrevisten porque a leguas se puede notar su ignorancia y sus limitaciones. Si Andrés Manuel López Obrador está pidiendo a España que se disculpe por las atrocidades de la Conquista, ¿no deberíamos los veracruzanos pedir a López Obrador que se disculpe por el esperpento de gobernador que nos impuso?

España no va a pedir perdón a México, porque ellos tampoco esperan que Napoleón pida perdón por lo que hicieron sus soldados cuando invadieron España

No sólo en México se ha creado una gran polémica por el tema de la disculpa que pide el presidente de México a el gobierno español por las atrocidades cometidas durante la Conquista, también en España el crea ha creado gran discusión, particularmente entre los partidos políticos. Algunos, como el Partido Popular, Ciudadanos y Vox han rechazado la solicitud de perdón, mientras que el partido Podemos le ha dado la razón al mandatario mexicano. Por su parte el ministro de Exteriores de España, Josep Borrell fue más contundente al declarar que España no pedirá perdón a México, “del mismo modo que no vamos a pedir a la República francesa que presente disculpas por lo que hicieron los soldados de Napoleón cuando invadieron España. Ni los franceses van a pedir a los italianos que se disculpen por la conquista de las Galias de Julio César”. El ministro de Exteriores también es claro al señalar que su país hará todo lo posible porque la relación con México no se enturbie a causa de esta solicitud que él consideró “desafortunada”. Por su parte Andrés Manuel López Obrador declaró que el tema “es un asunto de voluntades y de conciencia de cada quien. Independientemente de la postura que se tenga, esto abre la posibilidad de la revisión de nuestra historia”.

El problema no es que AMLO se equivoque, el problema es que alborota a los chairos; promueven boicot contra bancos, el jamón serrano y los apellidos españoles

Para la chairada Andrés Manuel López Obrador no se equivoca, es infalible y todo lo que de su boca salga es ley. Esa es la visión de un grupo enorme de seguidores de López Obrador que se enervan cada que alguien comete la osadía de criticar a su mesías. Para ellos la crítica no cabe en la persona de un presidente perfecto, que no comete errores y que está comprometido con sacar a este país del atraso en el que ha vivido por décadas. Afortunadamente no todos los que comulgan con las ideas de López Obrador son así. Ahí ese grupo moderado que comparte las ideas del presidente de México, pero que reconoce que, como todo ser humano, López Obrador se puede equivocar. Sin embargo, los que más ruido hacen son los chairos, que no saben que con su defensa ellos mismos se exponen a la burla de los demás. Después de la respuesta del gobierno español, que no ve necesario disculparse por las atrocidades de la Conquista, la chairada ya salió a promover un boicot en contra de todo lo que venga de España. Dicen que van a empezar con los bancos y van a terminar con los jamones serranos. Lo peor es el absurdo de algunos que promueven quitarse el apellido español para ponerse uno indígena. Lo dicho, el problema no es que AMLO se equivoque, el problema es que alborota a los chairos.

Armando Ortiz                                                           aortiz52@nullhotmail.com