El gobierno presentará una queja formal contra jueces que liberan con celeridad a presuntos delincuentes, informó hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En algunos juzgados llegan presuntos delincuentes y tras cinco días quedan libres. “El argumento o la excusa es que no están bien integradas las averiguaciones o no se cumplió con el debido proceso y esto da pie a que un juez deje en libertad un presunto delincuente que sale hasta riéndose, hasta festejando o burlándose de la autoridad. Este asunto lo vamos a tratar”.

Señaló que buscará un diálogo con ministros y con el presidente de la Corte sobre estos casos, pero adelantó que “los vamos a dar a conocer para que los ciudadanos sepan del comportamiento de servidores públicos, porque un juez es un servidor públicos, un ministerio público lo mismo, el presidente de la República es un servidor público; todos tenemos que hacernos cargo de nuestros actos y ser responsable de nuestros actos”.

El asunto “está sobre la mesa” y será tema en la reunión de seguridad del miércoles por la mañana, dijo el mandatario, en su conferencia matutina.

Con información de LaJornada