Un lugar maravilloso, libre de violencia, con obra pública y un gran plan turístico, vaya, todo lo contrario a lo que la realidad nos demuestra, es lo que detalló el alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez, durante su participación en un programa televisivo, no sin dejar de utilizar al recurrente argumento de culpar a gobiernos anteriores cuando se le cuestionaba sobre problemáticas que actualmente debe atender y resolver. El munícipe, famoso por sus nada atinadas declaraciones, sostiene que existe una campaña mediática para atacar a su administración, “son puras fake news financiadas”, término muy de moda utilizado por los políticos cuando quieren descalificar la cruda realidad que les atañe. Es necesario que Hipólito salga a las calles llenas de baches, que visite colonias que siguen en abandono, que cheque el caos vial, la falta de empleos o que mínimo entre al café junto a palacio municipal para escuchar de viva voz cómo su ineptitud y quejas sobre su administración son tema cotidiano en boca de los xalapeños. Pero conociéndolo, es capaz de decir que hasta los comensales están ahí porque les pagan para criticar a su lamentable administración en donde lo único que florece es la incapacidad para gobernar.