Definitivamente, al alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez, no le sale nada de cuanto declara. No hace muchos días alabó las estrategias de seguridad implementadas para Xalapa, a pesar de los crímenes que día a día se suscitan en esta capital sin control de las autoridades; ahora, se enoja y señala que no se van a resolver las cosas del país en solo cien días, aquí sí tiene mucha razón. Pero dicho por él no queda, porque en su caso ya han transcurrido más de 400 días y su administración permanece anodina, y ni modo de culpar a sus antecesores porque tapar un bache no requiere de ninguna ciencia de investigación. Bueno, solo que por eso sea.