Huerta pierde punch

ALPIE0304

Raymundo Jiménez

 

 

A principios de diciembre pasado, en cuanto el presidente Andrés Manuel López Obrador formalizó su nombramiento como súper delegado federal en Veracruz, Manuel Huerta Ladrón de Guevara comenzó a ser cortejado por contratistas y buscachambas, e inclusive hasta se llegó a especular que tendría igual o más poder que el propio gobernador Cuitláhuac García por la inmensa bolsa de fondos federales que supuestamente concentraría al coordinar a todas las dependencias de la Federación en la entidad cuyos delegados desaparecerían.

 

Sin embargo, tres meses después, la situación del ex dirigente estatal de Morena cambió radicalmente. En el gobierno central ya ni siquiera le avisan de los nombramientos, mucho menos se los consultan, como acaba de evidenciarlo él mismo tras la sorpresiva asunción, el viernes pasado, de Fernando Kuri Kuri como titular de la Delegación estatal del ISSSTE. Entrevistado al respecto, Huerta se sinceró y dijo que no sabía de dónde había salido ese nombramiento pero que iba a ir a investigarlo porque expresó que “yo no he votado por él”.

 

Pero presuntamente la designación del ex diputado local por Acayucan habría sido promovida por Julio Scherer Ibarra, Consejero Jurídico de la Presidencia de la República, quien coordinó la campaña de López Obrador en la tercera circunscripción electoral, a la que pertenece Veracruz. La designación del sobrino de Fidel Kuri Grajales, dueño del club de futbol Tiburones Rojos, sería, pues, en pago al apoyo político recibido de este par de personajes que estuvieron ligados al PRI.

 

Este mismo viernes primero de marzo rindió protesta también como delegado de la Fiscalía General de la República el abogado Gonzalo Medina Palacios, quien entre 2016 y 2017 fue fiscal de distrito en San Andrés Tuxtla y luego fue movido al de Huatusco. En 2018 se sumó a Morena, formando parte del equipo de transición con el actual secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, quien lo había puesto a cargo del Instituto Veracruzano de la Defensoría Pública.

 

Anteriormente hubo otro centralazo. El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, impuso como director del Centro SCT en Veracruz al regiomontano José Adalberto Vega Regalado, designación que por supuesto tampoco consultó ni le avisó al súper delegado federal lopezobradorista en la entidad.

 

Y seguramente ahora, Huerta ya debe haberse  enterado por algunos medios de comunicación que este jueves 7 tomará posesión como delegado estatal del IMSS Candelario Pérez Alvarado, ex miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PRD y ex presidente del partido del sol azteca en Tabasco, su entidad natal.

 

¿Acaso el desinflamiento de Huerta tendrá que ver con los regaños públicos que por el retraso del Censo del Bienestar le hizo hace más de un mes el presidente López Obrador en sus giras por Acayucan y Córdoba, a los que se sumaron después las intrigas en su contra atribuyéndole el  boicot a los juicios políticos contra el fiscal yunista Jorge Winckler a través de cuatro diputados locales de Morena y PT afines a él que inclusive pretendieron separarse formalmente del grupo legislativo lopezobradorista para formar su propia minibancada?

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar