Vigilancia para evitar la tala clandestina y quemas en el Parque Nacional Pico de Orizaba y apoyos para los brigadistas contra incendios son imprescindibles, consideró Antonio Hernández Colorado, brigadista de la localidad de Puerto Nacional ubicada en Tlachichuca, estado de Puebla.

Señaló que todos quieren que no haya más incendios, pues además de los arbustos o árboles afectados está el hecho de que el agua se está acabando y muchas veces no hay suficiente para sofocarlos.

Comentó como ejemplo al arroyo de El Chorro, el cual “se está acabando y hubo un incendio en esa zona que afectó desde ese lugar hasta el conocido como Las Presas”.

Agregó que hay otros cuerpos de agua que también se han reducido en los últimos años y de un caudal considerable que tenían antes hoy sólo son “arroyitos”, y es necesario que se tome conciencia de esto.

“Las gentes que van y prenden porque tienen animales de pastoreo hasta se burlan de nosotros porque nosotros estamos apagando en un lado y ya nos prenden en otro lado, nos prenden por atrás, nos prenden por adelante, por lo que sí vemos la necesidad de que se hagan recorridos”, indicó.

El brigadista consideró que es necesario que se detenga a los pastores que están provocando incendios en la zona del Parque Nacional y se ponga “una buena multa”, y de ser posible que se baje a las vacas que suben porque si no de nada servirá.

Refirió que en esa localidad son 15 brigadistas, incluyéndolo a él, los que laboran a veces de 18:00 horas a dos o tres de la mañana tratando de cuidar lo que queda del bosque, el cual se está acabando por lo mencionado, incluyendo la tala, la cual desconoce quién la está haciendo, “si los mismos vaqueros, pero de repente, se ven espacios ya en donde cortaron árboles”.

Orizaba- 2019-03-0714:26:33- Nora Gabriela Lira/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO