Veracruz- 2019-03-1613:22:53- HeladioCastro

 

Ante la amenaza del dengue el regidor de Salud en el ayuntamiento de Veracruz, Juan de la Cruz Sánchez, exhortó a la ciudadanía a tomar medidas de higiene para evitar criaderos del mosco transmisor.

 

Recordó que en el año 2018 se registraron 426 casos de dengue en la conurbación Veracruz-Boca del Río, por la renuencia de muchas familias a tener limpio su espacio y su negativa a que el personal de la Jurisdicción Sanitaria ingrese a los patios para hacer las fumigaciones necesarias.

 

“No quieren que entren los fumigadores a las casas a los patios para revisar que los tanques no tengan aguas encharcadas. Hago un llamado cordial, amistoso, a que limpien su patio y su banqueta, revisen los charcos porque ahí es donde prolifera el mosquito; que eviten los cacharros, boten las llantas viejas, que no tengan basura, porque ahí prolifera el mosquito.

 

“Es una enfermedad que no debemos bajar la guardia porque el mosquito prolifera, evoluciona, se muta a otro tipo. Por eso queremos que la gente tome conciencia de que no debe tener cacharros en las calles, ni llantas, macetas, donde prolifera el mosquito que la transmite”, resaltó De la Cruz.

 

Hizo hincapié en que la limpieza debe ser una medida colectiva, pues de nada sirve que algunas familias tengan sus patios muy limpios si otras  los tienen sucios y llenos de cacharros con criaderos del aedes aegypti, ya que el mosquito no respete límites territoriales y transmite el dengue.

 

CALORES Y DIARREAS

 

Por otra parte el edil llamó a la ciudadanía, amas de casa y expendedores de alimentos, a observar una adecuada higiene y poner especial atención en los mariscos, pues con el calor se descomponen con mayor rapidez y pueden causar enfermedades gastrointestinales.

 

Recordó que la |Jurisdicción Sanitaria 8 ha establecido vigilancia en los establecimientos donde se expenden alimentos, para verificar que éstos se manejen con toda higiene, sobre todo las aguas y la comida, porque las altas temperaturas favorecen su descomposición y que causen afectaciones en quienes los comen.

 

Admitió no tener cifras sorne ese tipo de padecimientos, pues rara vez son motivo de consulta médica y la mayoría de las personas esperan a que pase el efecto por sí solo o con algún remedio casero.

 

“No hay estadísticas de ello, pero sí hay mucha gente que padece diarreas y cosas de ese tipo en este tiempo, porque si comen en la calle no saben cuánto tiempo estuvo afuera el alimento, si se está descomponiendo, sobre todo el manejo de los mariscos, todo eso es peligrosísimo”, subrayó De la Cruz Sánchez.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO