Sociedad 3.0

El abogado Agileo Oliverio García y Muñoz u Oliverio Guillermo García Muñoz recibió la protección de la justicia federal para ser reinstalado en su cargo como juez municipal de Comapa, Veracruz, del cual fue destituido por el Consejo de la Judicatura local por motivos de edad. Además de que el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Séptimo Circuito ordenó reinstalarlo, también dispuso que se le deben pagar todos los salarios que no percibió durante el tiempo que no ejerció desde el mes de enero de 2018.

Como se ha publicado en medios de comunicación, derivado de reformas constitucionales recientes, tanto magistrados como jueces han sido obligados a partir del año pasado, a retirarse al cumplir 70 y 65 años, respectivamente. Sin embargo, varios de los que han solicitado amparo por considerar que se violan sus derechos al aplicárseles la reforma constitucional de manera retroactiva, han sido protegidos y reinstalados.

Este fue el caso del juez municipal de Comapa, en la zona centro del Estado. En su resolución, el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Séptimo Circuito resolvió el 21 de febrero del presente que: “Al establecer el artículo 14 constitucional, como garantía del individuo, que a ninguna ley se dará efecto retroactivo en perjuicio de persona alguna no debe entenderse que la prohibición se refiere únicamente al legislador, para el acto de expedir la ley, sino que también comprende a la autoridad que hace aplicación de ella a un caso determinado…”.

Por tanto, considera inaceptable el Acuerdo del 8 de enero de 2018, contenido en oficio 000046 suscrito por el presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura y la Secretaría de Acuerdos Interina del Consejo de la Judicatura, acuerdo en el que se tomó la determinación de dar por concluidas las funciones del mencionado como Juez del Poder Judicial del Estado.

Por tal motivo, la autoridad federal ordena que “se restituya al quejoso en el cargo de Juez Municipal, en la inteligencia que de haberse ejecutado su separación, lo reinstale en ese cargo con el pago de las percepciones inherentes que dejaron de cubrírsele desde que fue separado, en el entendido de que deberá considerarse válido todo lo actuado por la o las personas que, con el carácter de Juez Municipal hayan venido fungiendo en sustitución del quejoso en la adscripción en que se encontraba, hasta que ésta reasuma sus funciones, en acatamiento estricto de este fallo, lo que deberá hacerse en el plazo de veinticuatro horas contados a partir de la legal notificación de esta ejecutoria, sin que proceda, por tanto, el reintegro de las percepciones que por el desempeño del cargo recibió la diversa persona que fungió como Juez Municipal en sustitución del quejoso”.