Articulista Invitado
Héctor Yunes Landa

Esta semana que recién concluyó, AMLO cumplió su cometido de fijar un solo tema en la agenda mediática para así distraernos de los temas verdaderamente torales para el país: la exigencia a España y al Vaticano de una disculpa por la matanza de indígenas y los atropellos cometidos hace 500 años.

Más allá de la polémica y los cientos de memes generados, pasó desapercibido el anuncio de dos de sus funcionarios de otro recorte en puerta a la burocracia. El jefe de la oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, reveló al participar en la 102 Asamblea Anual de la American Chamber, que en las últimas dos semanas les habían pedido más recortes a fin de no caer en un déficit fiscal, ya que como país podríamos pasar de una austeridad republicana a una pobreza franciscana. Ante el revuelo que causó su declaración, al otro día la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) intentó salir del paso diciendo que no eran despidos sino recorte del gasto corriente de las dependencias que, para el caso, es prácticamente lo mismo, pues en muchas áreas del gobierno éste llega a representar hasta el 90 por ciento de su presupuesto anual en el pago de la nómina.

Mientras Morena junto con los máximos “ideólogos” de la Transformación de Cuarta (Tde4a.), debatían sobre pedir se devuelvan los tesoros saqueados durante la conquista a cambio de los restos de Hernán Cortés, Petróleos Mexicanos (Pemex) prepara el despido de 16 mil trabajadores en todo el país, de acuerdo con de acuerdo con su Programa Anual de Austeridad en el Gasto y Uso de Recursos para el Ejercicio 2019, pero también les van a recortar una serie de prestaciones a la base trabajadora. Estos despidos se suman a los que en diciembre hicieron de personal del Instituto Mexicanos del Seguro Social (IMSS), del Sistema de Administración Tributaria (SAT), del ISSSTE y de muchas otras dependencias.

Mientras nos tenían discutiendo como país sobre los abusos de Castilla, otro periodista, el sexto, era asesinado en el país; los contratos para la construcción del Tren Maya se otorgaron de manera directa y no por licitación pública, como por principio de transparencia y de congruencia, tenía que ser.

La polémica acalló la licitación restringida para la edificación de la refinería en Dos Bocas, en donde todas las empresas que invitaron están involucradas en escándalos de corrupción en otras partes del mundo, lo que la secretaria de Energía Roció Nahle García justificó con que en “la industria petrolera en todo el mundo ha tenido prácticas muy cuestionadas en todas, en todas; yo no te diría hay una que no, no te podría decir. Por eso dije, si alguien sabe y tiene una listita de dos, tres, que estén limpias y con esta experiencia, sería para nosotros maravilloso…” lo que en el argot jarocho se identifica con el “mal de muchos, consuelo de conejos” o lo que rime con ello.

La AMLOcortina de humo de la semana evitó tuviera mayor repercusión la compra, con un tufito de corrupción, que hizo la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de más de 360 mil toneladas de carbón a empresas encabezadas por el Senador presidente de la Comisión de Energía en el Senado, coincidentemente de las filas de Morena. Mientras otros países ya están usando energías limpias, nosotros regresamos al carbón. Eso si esta “carbón”.

La estrategia distractora de la Tde4a. quitó también reflectores al secuestro que hizo la CNTE, su brazo armado, de la Cámara de Diputados, para que las y los diputados federales no discutiéramos la Reforma Educativa.

La trampa morenista les sirvió también para disminuir el impacto a las declaraciones de nuestros compañeros senadores contra la iniciativa de la revocación de mandato en los términos reeleccionistas que AMLO la propone.

La ocurrencia morenista les alcanzó hasta el final de la semana para, incluso, reducir la repercusión de la comparación que el Presidente de la República hizo de los pobres con “los animalitos”, y de paso, dejarnos claro que doña Jesusa Rodríguez, senadora también de MORENA, quien equiparó a las mujeres con “las vacas, las burras y las cochinas”, es una mujer “ideológicamente” congruente con el Movimiento de Regeneración Nacional que la llevó al Congreso de la Unión.

Estemos atentos a la ocurrencia, el distractor o la AMLOcortina de humo con la que nos salgan esta semana.

Facebook.com/HectorYunes

Instagram: hectoryuneslanda

Twt: @HectorYunes