Místicos y Terrenales

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

• La Fiscalía, no cumplió con la recomendación de la CEDH
• Zenyazen, abuso de poder: Uriel Flores

Este 4 de marzo Cuitláhuac García, Gobernador de Veracruz, pagó una de las múltiples deudas que dejó el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares: emitió una disculpa pública a los padres, y a la sociedad, por los cinco jóvenes desaparecidos en Tierra Blanda el 11 de enero de 2016, cuando era gobernador Javier Duarte y secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita.
Era una deuda de Miguel Ángel Yunes porque el 19 de julio de 2017 la Comisión Nacional de Derechos Humanos, emitió su Recomendación 5 por “Violaciones Graves a los Derechos Humanos” al gobierno de Veracruz, por “la detención arbitraria, tortura, desaparición forzada y ejecución arbitraria de cuatro jóvenes y una menor de edad” en el Municipio de Tierra Blanca, Veracruz, ocurridas el 11 de enero de 2016.
Ellos eran: la menor Susana Tapia Garibo, José Alfredo González Díaz, Mario Arturo Orozco Sánchez, José Benítez de la O y Bernardo Benítez Arroniz, cuyas edades eran 16, 25, 27, 24 y 25 años, respectivamente.
Las evidencias muestran que fueron detenidos de manera arbitraria por policías estatales, quienes los entregaron a integrantes del cártel Jalisco Nueva Generación, los cuales los llevaron al rancho El Limón, donde fueron torturados y asesinados.
En la Recomendación Cuarta, dirigida al entonces gobernador Miguel Ángel Yunes, se anotaba:
“Instruya al titular de la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Veracruz para que ofrezca una disculpa pública institucional a las víctimas indirectas de V1, V2, V3, V4 y MV, con la presencia de esta Comisión Nacional, y se remitan las constancias que acrediten su cumplimiento”.
Yunes Linares tuvo un años 4 meses y 11 días para hacerlo, pero su arrogancia le impidió cumplir.
Cuitláhuac García éste lunes 4 de marzo tomó la Recomendación y fue al “Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México”, del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro (instancia que ha acompañado a los familiares de esos jóvenes durante todo éste tiempo) y cumplió esa parte de la Recomendación.
Lo hizo en el día 1,158 de las desapariciones.
Cuitláhuac García, las disculpas incluyeron la injusta criminalización de los jóvenes, por la actuación policial, la dilación en resolver el caso y la impunidad que llevó a que se concretara el hecho. Los jóvenes eran inocentes de cualquier situación criminal.
“Ofrezco una disculpa porque no se detuvo a tiempo la colusión de la policía de Veracruz con el crimen organizado”.
“Reconocemos públicamente la responsabilidad del Estado y les ofrecemos una disculpa”, puntualizó el mandatario.
Y recalcó: “Les ofrezco una disculpa por la detención arbitraria de la que fueron víctimas sus hijos, porque elementos de seguridad que debían protegerlos incumplieron la ley y sin ningún motivo los entregaron a presuntos miembros del crimen organizado”.

La Fiscalía, no cumplió con la recomendación de la CEDH. En el evento, en algún lugar, estaba el fiscal Jorge Winckler. No subió al presídium, como en cambio si estuvo Celestino Espinoza, abogado de las familias.
A Jorge Winckler le tocó parte de ésta Resolución.
La Recomendación Octava dirigida al gobernador, señala que el ejecutivo estatal debía colaborar “ampliamente” para integrar la investigación ministerial que debió iniciar la Fiscalía General, “en contra de quien o quienes resulten responsables, por las conductas delictivas cometidas en agravio de las víctimas relacionadas con los restos óseos y/o humanos, y los fragmentos dentales encontrados en el del rancho “El Limón”.
¿Cómo están esas carpetas de investigación que debe llevar la Fiscalía?.
Probablemente no existen, porque hasta ahora Jorge Winckler nunca las ha presumido.
La misma recomendación le pedía al Gobernador que “atender con oportunidad todos y cada uno de los requerimientos que sean formulados por la autoridad ministerial, y se remitan las constancias que acrediten dicha colaboración”.
El seguimiento de la Recomendación que lleva la CNDH no contiene ningún requerimiento de la Fiscalía hacia el gobernador para que se aporten elementos o apoyo a la investigación.
Son en total 21 personas detenidas por éste caso, pero ninguna tiene condena hasta ahora.
Una de las características que ha tenido hasta ahora Jorge Winckler es la ineficacia.
Y ese debería ser motivo suficiente para ser destituido.
En el evento, Bernardo Benítez, padre de uno del joven desaparecido del mismo nombre, les soltó:
No creo en la justicia.
Fueron 87 días los que los padres de los jóvenes desaparecidos estuvieron prácticamente en plantón frente a las oficinas del ministerio público de Tierra Blanca.
En el evento, recordó que su esposa esposa Columba le dijo que prefería que le dijeran que Bernardo había tenido un accidente fatal y no que lo habían secuestrado.
Y eso fue cuando todavía desconocían lo que les había ocurrido.
“Si hubiera justicia, nuestros hijos vivirían”, puntualizó.
Carmen Garibo, madre de Susana, contó que ahí en Tierra Blanca, supieron que sus hijos no eran los únicos desaparecidos y que la policía de Veracruz estaba tan corrupta que trabajaba con el crimen organizado.
También incrédula de las palabras, a Cuitláhuac García le dijo en directo: “Señor gobernador; a usted y al gobierno federal los hemos escuchado hablar de cambios, de que su gobierno será distinto de los de antes -que causaron tanto dolor-. Hoy queremos decirle que ese cambio debe significar que haya justicia, que nos escuchen a todas las familias y que den resultados. Solamente así, les vamos a creer”.
La sentencia fue concreta: “Confiaremos hasta que veamos la justicia más de cerca”.
José Benítez, padre del joven del mismo nombre, nada escrito llevó, porque todo lo que quería decir lo dejo salir de su ronco pecho:
“Estoy harto de mentar madres, de juzgar a las autoridades por atrás para que caminen”.
Y así, con las emociones a flor de piel, sin contenerlas, dijo:
“Hoy quiero nada más sensibilizar a jueces, fiscales y personas que sean autoridades correspondientes a nuestro caso para que se llegue a la justicia”.
“Quiero no pedirlo, quiero exigirlo -porque la palabra pedir es como que damos lástima a veces-, quiero exigirles a las autoridades correspondientes la finalización de nuestro caso positivamente porque creemos que lo merecemos”.
Nosotros, remarcó, “siempre tendremos una herida abierta”.
Los tres padres de los jóvenes desaparecidos coincidieron en agradecer a los medios de comunicación la atención a su caso, porque sin la misma, “las autoridades no caminaban ni un paso”.
Cuitláhuac García cuando habló dijo: “Buscaremos estar a su altura, así como a la altura de las miles de familias que buscan a sus seres queridos en el estado”.
Y se comprometió a pagar la deuda heredada por éste caso: Dar cumplimiento cada uno de los puntos recomendatorios de la CEDH
Compromiso de místico, de gran místico del estado.
Los terrenales esperamos que lo cumpla a cabalidad.
Todos queremos que Veracruz vuelva a vivir en paz, tanto místicos como terrenales.

ZENYAZEN, ABUSO DE PODER: URIEL FLORES. Uriel Flores Aguayo, político de izquierda de toda la vida, acusó de abuso de poder y violencia de género al secretario de Educación de Veracruz, Zenyazen Escobar: “está abusando del poder, está violando leyes, incluso está incurriendo en violencia de género”, puntualizó.
Uriel Flores denunció la interrupción de pago a la docente Eréndira Flores Rodríguez, con clave 613984, su hija, por parte de la SEV, la cual tiene una plaza desde 2008, por lo que no hay razón para que ahora le retengan su sueldo e incluso el aguinaldo.
Ante esto, públicamente, le pidió al Gobernador Cuitláhuac García, “que considere, que haga un análisis, de la labor del titular de la SEV, de Zenyazen Escobar, porque está incurriendo en graves violaciones y actos de injusticia a partir del abuso de poder”.
“Solo nos queda como ciudadanos el recurso de la resistencia civil, no hay un dato oficial del porqué le dejaron de pagar. Está en la indefensión porque es vejatorio y lesiona la estabilidad económica, familiar, emocional y de salud”, remarcó.
“Hay que decir que no ha mediado requerimiento, notificación o procedimiento alguno a ella, como para hacer aclaraciones y saber las razones por las que se haya tomado esa medida extrema. La maestra ha dirigido cuatro escritos al titular de la SEV en petición informativa y solicitando que se le cubran los salarios y prestaciones”, remarcó Flores Aguayo.