Veracruz- 2019-03-2508:24:53- HeladioCastro

 

La Iglesia Católica no callará y seguirá defendiendo la dignidad del matrimonio y la vida, o de lo contrario “seríamos perros mudos”, advirtió Victor Manuel Díaz Mendoza, vocero de la Diócesis de Veracruz.

 

En días pasados, masones veracruzanos señalaron al clero de intervenir en temas no religiosos, debido a la postura eclesiástica frente a los matrimonios entre personas del mismo sexo y las iniciativas para despenalizar el aborto, entre otros puntos.

 

Al respecto, el ministro de culto negó que la curia católica se meta en lo que no le incumbe y remarcó que no puede guardar silencio.

 

“La Iglesia no quiere inmiscuirse en la política; a la Iglesia le toca el bien común. La Iglesia va buscando el bien común, y tiene que hablar; si no, la jerarquía, los obispos, seríamos perros mudos que no sabemos ladrar si no defendemos la dignidad de la persona, si no defendemos la dignidad del matrimonio, si no defendemos la vida”, aseveró Díaz Mendoza.

 

Afirmó que la Iglesia sólo cumple con su misión y no hay que espantarse con el petate del muerto porque eso ya quedó atrás, aludiendo tácitamente al siempre reclamado silencio clerical frente a asuntos competencia del gobierno.

 

“A eso le llaman ellos inmiscuirse en política; qué poca concepción de la política hay. La política es más amplia, la política es bien común y no es sólo una política de partidos”, puntualizó el también párroco de la Catedral de Veracruz.

 

Cabe recordar que varias asociaciones de la comunidad LGBTI han acusado reiteradamente al clero católico de estar detrás de grupos antiabortistas y de los que se oponen a los matrimonios igualitarios, así como de promover campañas radicales e intolerantes ante esos temas.

 

 

 

“La Iglesia va buscando el bien común, y tiene que hablar; si no, seríamos perros mudos que no sabemos ladrar si no defendemos la dignidad de la persona.”

 

 

 

Victor Manuel Díaz Mendoza

 

Vocero de la Diócesis de Veracruz

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO