Redacción.- En el segundo mes del año, la petrolera estatal mexicana produjo un millón 701 mil barriles de crudo diarios, número que representó un aumento del 4.8% con respecto a enero, cuando la producción fue de un millón 623 mil unidades, su peor momento en 40 años.

Con respecto a la importación de gasolina, la actual administración logró una reducción del 16%: de 647.5 mil barriles al día en 2018, a 542.1 mil unidades este año.