Opiniones y Comentarios
Julio Ricardo Blanchet Cruz

jrbcdiariolibertad@nullgmail.com

 

Hace tiempo había un programa de TV; en el que se enfrentaban dos equipos.  Se  pasaba un video de 5 segundos, por decir algo, y se les preguntaba a los equipos cuántas personas estaban en el video, de que color era el suéter de x personaje, etc…

¿Qué traía suéter? Decía alguno, haciendo evidente de que cada persona se fija en determinadas cosas que para otros pasan totalmente desapercibidas…

Cito lo anterior, porque desde mi muy personal punto de vista, lo más destacado de este 8 de marzo, cuando las féminas se desgarran las vestiduras; pero finalmente no hacen nada.  Por no decir que tienen cada representante que Dios guarde la hora…

Tuve la oportunidad de presentar en la Legislatura de Veracruz, un libro: “El aborto y las Religiones”.  Con el solo tema debo decir que el Auditorio estaba lleno, hasta con personas paradas…

Se invitó a todas las organizaciones, dependencias gubernamentales, ONGs y por supuesto a los organismos defensores de las mujeres, incluyendo a los DH.  Y nadie fue, repito: Nadie.  Ninguna de las mujeres que representan tantísimos organismos de defensa de las mujeres, fue; solo una mandó a una representante…

Organismos que no han servido para nada.  Las dirigentes que han llegado a esos cargos, o las tienen maniatadas y no les permiten actuar; no están realmente comprometidas con los cargos; o obedecen órdenes de quienes les pagan…

El decir que los organismos no han servido para nada, es lo que dicen las estadísticas -en las que ciertamente tampoco se puede muy creer- pero en los hechos de todos los días así se ve…

La realidad es que las agresiones hacia las mujeres han ido en aumento, tanto en frecuencia, como en barbarie; lo que quiere decir que los sistemas para defensa de las mujeres que hasta el momento han operado, no han dado resultados.  Si hubieran funcionado los crímenes irían disminuyendo; y resulta que sucede todo lo contrario…

Cabe señalar que en México las casas Editoras donde presenté el citado libro, me cobraban por publicarlo y otras lo rechazaron.  Finalmente el libro se editó en los EE.UU. y está registrado en la Biblioteca del Congreso de la Unión, allá en Washington con el número 201490…

Y no es crítica hacia las mujeres y el fracaso de sus programas, dirigidos por ellas mismas.  Son los hechos los que indican que lo que están haciendo no está bien, no ha funcionado.  Que tienen que cambiar el sistema…

Y no es privativo; tampoco los sistemas educativos han funcionado.  Son un rotundo fracaso.  Si el 80 % de las personas que estudian una carrera, se dedican a otra cosa, es porque el sistema educativo es un fracaso.  Pero hay más fracasos…

El 97% de las personas que reciben un tratamiento en contra de las adicciones, recae.  Más claro: solo en el 3% es efectivo el tratamiento.  Y eso es porque el sistema que utilizan es un fracaso…

El sistema judicial es otro rotundo fracaso; se basa en las Leyes, no en la Justicia; que no siempre son lo mismo.  Y sin embargo así se ostenta el sistema, como Suprema Corte de Justicia de la Nación.  Una nación gobernada por saqueadores públicos, que se dicen servidores públicos; y que a la vista de todos roban sin que la Justicia haga algo…

El ver una perspectiva sobre los hechos, no es ser pesimista, ni mucho menos misógino al señalar que los organismos de Inmujeres y todas esas ONGs, que son muchas, no aplican los sistemas adecuados y por eso no han servido para nada; no han sido de utilidad; pero cobran y viven de ello…

El sistema democrático es otro fracaso, por no decir que se ha convertido en un negocio.  Con los Partidos Políticos transformados en agencias de colocaciones.  Otro fracaso es el sistema de salud…

Como alguien puede pensar que el sistema de salubridad ha sido efectivo, cuando hay cada vez más enfermos; a tal grado de que ya no hay ni medicinas ni espacios para atender a los pacientes…

Cómo vamos a ir bien como nación, como dicen las autoridades, cuando el 70 % de las juventudes padece diabetes; y cuando la mayor parte de los adultos tiene sobre peso.  En México es difícil es encontrar a una persona mayor que no tome medicamentos porque está enferma de algo…

Cómo vamos a ser una nación civilizada, cuando en el Siglo XXI se discute si se despenaliza o no la interrupción del embarazo; y todo porque han personas que tienen fe y creen que todavía que se vive en la Edad Media bajo la $agrada Inquisición…

A la fe, algún día la ciencia deberá catalogarla como una enfermedad mental. La cabeza -el cerebro- se hizo para pensar, para razonar.  Y la fe es propia de las personas a quienes no les funciona muy bien el cerebro; a las que han perdido la capacidad de razonar.  Cuando menos eso es lo que decía Francois-Marie Arouet, más conocido como Voltaire (1694 – 1778)…

 

Pero regresemos a lo más trascendente del día Internacional de la Mujer.  Lo mejor fue que después de todo el blá, blá, blá, el par de patanes de Trump y el Primer Ministro Checo Andrej Babís, literalmente ignoraron a sus respectivas esposas Melania y Mónika Babisová

Y como el burro por delante pa que no se espante, más ocupado Trump en devolver el saludo del guardia, campechanamente los Mandatarios les dieron la espalda a las dos elegantísimas damas…

Que se voltearon a ver, y tal vez pensaron lo mismo, porque Mónika se encogió de hombros como diciendo ¡vaya! con los “caballeros” y Melania movió su mano izquierda como diciendo qué puedo decirte.  Y todo el mero Día Internacional de la Mujer.  ¡Cuánto se ha logrado!  Uff

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida