ColumnaSinNombre
Por Pablo Jair Ortega
 
+ Los meseros “orejas” de Cascarita.
+ Congreso y su pifia nacional.
+ Huerta y sus “Yalitzias”.
 
“Diálogos de Invierno entre los Ilustres Mamado Nervo y Francisco García Márquez”, mi próximo libro. 
–Chopenjawer
En Guanajuato se desató la cacería en contra de integrantes del Cártel de Santa Rosa de Lima que, según datos periodísticos, es la principal organización dedicada al huachicoleo en ese estado del Bajío.
Uno pensaría: “Bueno, al menos Veracruz ya no está en primer lugar del robo de combustible pese a tener el mayor número de kilómetros de ductos”, pero resulta que sí: hay veracruzanos involucrados en este negocio ilícito allá en el estado natal del presidente Chente Fots.
La noche de este martes, medios nacionales informaron sobre la detención de tres presuntos miembros del Cártel de Santa Rosa de Lima. Una de las detenidas es Angélica “N”, señalada como presunta operadora financiera del Cártel y cuñada de José Antonio Yépez Ortiz (a) “El Marro”, considerado el jefe de esta organización.
Otro detenido es Javier “N”, a quien ubicaron como policía federal de inteligencia en activo y pareja sentimental de Angélica “N”. Una tercera persona detenida es Mariela “N”, identificada como “La Chola”.
Alrededor del mediodía de este miércoles, medios estatales como Versiones.com.mx revelaron que Angélica “N” es originaria del municipio de Tierra Blanca, Veracruz, ubicado en la zona de la Cuenca del Papaloapan; lo mismo su hermana Karina “N”, quien según informes es pareja de “El Marro”.
Tierra Blanca es una zona estratégica para la delincuencia organizada en Veracruz. Está en una zona cercana al estado de Oaxaca y justo en la franja veracruzana conocida por el tráfico de indocumentados y del robo de combustible. Aquí también es uno de los pasos obligados de los migrantes centroamericanos que viajan a bordo del tren conocido como La Bestia.
Una versión que corrió como reguero de pólvora en esa ciudad veracruzana conocida por sus altas temperaturas, es que a mediados de enero de este año se realizó un suntuosa boda poco común para los estándares de la vida social de Tierra Blanca.
Este enlace matrimonial, además, se presumió como la primera del año para la empresa “Conceptos Novias”, con sede precisamente en Tierra Blanca.
A través de su página de Facebook, dicha empresa subió cerca de 40 fotografías a un álbum llamado “Boda A&J”, quienes según fuentes extraoficiales se tratan de Angélica y Javier “N”, los detenidos en Guanajuato por las fuerzas federales y señalados de pertenecer al Cártel de Santa Rosa de Lima.
Por lo que se aprecia en las imágenes (las puede ver en el blog columnasinnombre.com.mx de este autor), se ve que la fiesta fue bastante suntuosa en cuanto a adornos, flores, iluminación y detalles de la banquetería.
En el álbum se lee textual: “Nuestra primer boda del 2019, un montaje en tonos dorados y platas, combinado con un cielo estrellado y bombillas colgantes con floristería en tonos rojos y beige, definitivamente una combinación que me encanto, y la música de banda una boda inolvidable y espectacular”.
Por otra parte, Karina, la hermana de Angélica, se mantiene desaparecida del radar al igual que su esposo José Antonio Yépez Ortiz (a) “El Marro”.
En los mismos medios nacionales se comenta que es cuestión de horas para que sea detenido “El Marro” y muy probablemente su esposa terrablanquense. Por lo pronto, este miércoles ya lograron acceder a la mansión que parece un oasis de lujo en medio del poblado de la pobreza de Santa Rosa de Lima.
¿Será que los operativos de Guanajuato tengan repercusión en Veracruz? Hay que recordar que Tierra Blanca fue el primer lugar donde entró de manera oficial la entonces recientemente creada Gendarmería Nacional, quienes llegaron para encabezar trabajos de búsqueda y localización de los cinco jóvenes desaparecidos en los tiempos del Duartismo.
NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Lo que trascendió este miércoles fue que al menos mil meseros estuvieron al servicio del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares para espiar a los veracruzanos en sus conversaciones, operando en hoteles, restaurantes, cantinas, cafés, neverías y otros lugares. Ahora se sabe lo anterior porque hubo meseros que quisieron continuar con esas actividades en la presente administración (donde cobraban alrededor de 2 mil pesos por “reporte”), pero en Palacio de Gobierno les explicaron que ya no era necesaria esa información y que no se les podía seguir pagando; al parecer, para variar, en el pasado bienio les quedaron debiendo por los “servicios”… El modo de operar era mantenerse cerca de la mesa donde escuchaban una conversación interesante, especialmente entre políticos, empresarios, maestros, estudiantes, periodistas y dirigentes sindicales… No es nada nueva la práctica y uso de los meseros en el caso de Yunes Linares (lo hizo cuando fue secretario de Gobierno en el Chirinato) aunque más bien parece un modo muy arcaico y bastante burdo. Aún así, pese al ejército de “orejas”, al parecer tanta información no le sirvió de mucho, y ni así pudo utilizarla a favor siquiera para poder colocar a su hijo “Miguel Chiquito” como gobernador.
OTRA NOTA: Otro asunto que escaló a medios nacionales fue la pifia que hicieron desde el departamento de Comunicación Social del Congreso del Estado al cambiarle el nombre y la nacionalidad al escritor colombiano Gabriel García Márquez. Lo anterior así lo calificó el presidente de la Mesa Directiva del Congreso, el diputado José Manuel Pozos Castro, quien atribuyó el asunto a un error que podría cometer cualquiera… Y tiene razón el legislador; el problema es que quisieron vender la idea de que alguien les estaba atacando con una imagen falsa y editada, lo cual resultó en una explicación verdaderamente ridícula y absurda… ¿De veras no saben quién es García Márquez? Siquiera usaran el Wikipedia, por Dios.
LA ÚLTIMA PORQUE YA ES JUEBEBES: Otro que también alcanzó el estrellato nacional por una pifia en recientes horas fue el delegado federal en Veracruz, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, que si bien lamentó sus declaraciones en el sentido de que ahora podrán contratarse “Yalitzias” (empleadas domésticas) para cuidar a niños en las casas, en clara y discriminatoria referencia a la actriz Yalitza Aparicio, protagonista de la película “Roma”, la banda no le perdonó el “chistesito” y fue duramente criticado tanto en redes como en medios nacionales. Hubo quienes le recordaron que el personaje de la oaxaqueña es sólo eso: un personaje que se llama “Cleo”, no “Yalitzia”, y que la actriz en la vida real es maestra rural… Está bien ser ocurrente, pero a veces hay que pensar antes de decir las cosas; o como se dice vulgarmente, hay que conectar la lengua al cerebro.