Redacción.- Roberto Marrero, jefe de despacho del auto proclamado mandatario encargado Juan Guaidó, encabezaba una célula terrorista y estaba vinculado al intento de asesinato contra el presidente venezolano Nicolás Maduro, informó ayer el Ministerio Público del país sudamericano.

En un comunicado, el órgano judicial precisó que la detención de Marrero fue realizada con la presencia de fiscales del Ministerio Público y testigos, y que será presentado en audiencia en el lapso establecido por la legislación venezolana, momento en que se procederá a la debida imputación.

Agregó que el jefe de despacho es investigado por su presunta vinculación con delitos que implican la violación del orden constitucional y la promoción del terrorismo y la violencia, además incluye el intento de asesinato del mandatario Maduro. El líder bolivariano sufrió un supuesto atentado el pasado 4 de agosto en la Avenida Bolívar durante un acto militar mediante un dron.

El órgano judicial resaltó que el Estado venezolano garantiza que en el presente caso serán respetados todos los derechos constitucionales que asisten al imputado, en concordancia con el ordenamiento jurídico internacional.

El ministro para Relaciones Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, mencionó también que la captura de Marrero y de su guardaespaldas Luis Alberto Páez Salazar obedeció a que planificaban asesinatos selectivos contra políticos, militares y magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

En tanto, Guaidó se pronunció en Twitter : “Quienes persiguen y secuestran a nuestros hermanos creyeron que nos íbamos a detener. Pero seguimos recorriendo el país y organizando a toda Venezuela para la #OperaciónLibertad, para cesar definitivamente la usurpación”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este sábado que agentes desmantelaron un plan para asesinarlo dirigido por Juan Guaidó y prometió nuevas capturas luego de que en la semana apresaran a un colaborador del líder opositor.

El mandatario, calificado como “usurpador del cargo” por Guaidó, aseguró que un líder de la organización paramilitar colombiana “Los Rastrojos” fue detenido en el estado costero Carabobo por su relación con el plan de magnicidio.

“El imperialismo norteamericano me quiere matar. Al títere diabólico le acabamos de desmantelar un plan que dirigía él personalmente para matarme. La Fiscalía tiene muy avanzado el caso, en los próximos días seguramente habrá nuevas capturas, de nuevos terroristas, llámense como se llamen”, dijo Maduro en referencia a Guaidó, quien se declaró presidente encargado en enero invocando la Constitución tras acusar a Maduro de fraude electoral.