El gobierno local se abstuvo de apoyar al carnaval de Veracruz y ninguna injerencia tuvo en la organización de esa fiesta, que resultó exitosa gracias a la eficiente participación del sector turístico. Ahora, en Tajín, la inauguración estuvo desangelada, ojalá no termine en fiasco. Así, debemos concluir que en turismo somos candil de la calle, pues la secretaria viajó a Europa y a los EEUU y trajo “buenas noticias”, según dijo. ¿Cómo creerle si no promueve los atractivos turísticos de Veracruz?