Para la vigencia del estado de derecho es una mala noticia que por la voluntad política de un grupo privado como es Antorcha Campesina, se pueda realizar el desalojo de familias que se encuentran apoderadas de casas en el fraccionamiento Villas de Xalapa.

Según la información que ha trascendido, es la cuarta vez en dos años que las autoridades intentan darle cumplimiento a un mandato judicial y en cada ocasión se enfrentan a ese conflictivo grupo de priistas que han creado su propio estado dentro del estado, porque aparte de la acción indicada, bloquean calles, cercan edificios, han tenido más beneficios que cualquier grupo similar y han sido abundantemente favorecidos con recursos en efectivo de las arcas públicas.

El Gobierno del Estado es superado por un grupo facineroso y desacata un mandamiento federal. Malas noticias para la vigencia de la legalidad, porque con esto Antorcha le toma la medida al Gobierno y sabe que seguirá haciendo de las suyas.