Después de 25 largos años de estudios y de innumerables ensayos clínicos el Centro de Inmunología Molecular de Cuba (CIM) ha revelado que por fin esta listo para producir y comercializar su vacuna CIMAvax, ya que se ha demostrado su seguridad y efectividad en la lucha contra el cáncer de pulmón, convirtiéndose sin dudas en el tratamiento más esperanzador del mundo para combatir esta enfermedad.

Según reportan agencias de prensa internacional, el CIM emitió esta semana un comunicado en el que informó que los estudios del CIMAvax podían darse por finalizados, y ahora comenzaría una etapa para producirla y comercializarla a nivel internacional.

Esta vacuna es administrada vía intramuscular y va dirigida a pacientes que posean la enfermedad en un estado bastante avanzado. Aunque CIMAvax no es conocido por curar completamente el cáncer de pulmón, ha sido muy efectiva para prolongar la vida de los pacientes de esta enfermedad por meses o años.

CIMAvax, tiene como objetivo disminuir el crecimiento de células malignas en el organismo y no a las células cancerosas como tal, sino al sistema inmunológico del paciente, para que éste entorpezca el desarrollo del tumor e impida el avance del mismo.

Los científicos cubanos que están detrás del desarrollo de esta vacuna aclaran que debe considerarse como “un método preventivo para el cáncer” pues no es capaz de eliminar el tumor, sino que sólo limita su desarrollo, por lo que se considera una alternativa de tratamiento para pacientes terminales, que hayan agotado otras herramientas terapéuticas y surgiendo así como una alternativa que permite mejorar su expectativa de vida.

Esta vacuna fue creada por científicos cubanos, pero no deja de ser un producto desarrollado con baja tecnología que puede ser administrado en un contexto rural; como bien reconocen los expertos.

Aunque los cubanos no quieren revelar el costo de producir CIMAvax, este medicamento es más barato y efectivo que otros tratamientos desarrollados en otros países.

Cabe mencionar que en Cuba ya han sido 5000 los pacientes que se han sometido al tratamiento con la CIMAvax, arrojando resultados favorables al aumentar el tiempo de vida que se les había pronosticado, además de refleja bajos niveles de toxicidad y efectos secundarios.