Redacción.- De acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y de ONU Mujeres, México es uno de los países más desiguales para las trabajadoras: un 43% de mujeres están incorporadas al mercado formal, frente a un 78% de hombres.

Además, las mujeres reciben menos por hacer el mismo trabajo que los hombres. El año pasado, la agencia para las mujeres de la ONU comprobó que la brecha de género en México sigue siendo una de las más grandes entre los países que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).