La secretaria del Trabajo, Previsión Social y Productividad del estado, Guadalupe Argüelles, insistió en que no incurrió en actos de nepotismo y que su hija, Quetzalli Cárdenas Argüelles, no aparece en la nómina de esa dependencia.

 

“Está dada de alta en el IMSS desde que era niña porque yo he sido empleada del Gobierno del Estado desde hace más de 20 años. En esa misma nota amarillista que están sacando ahí se advierte la fecha”, dijo.

 

Explicó que Cárdenas Argüelles estuvo apoyando únicamente en el proceso de entrega-recepción y aclaró que su hija es una mujer profesional que tiene derecho a participar de la administración pública.

 

La funcionaria estatal remarcó que dado que ella no forma parte de la plantilla laboral “no se configura el nepotismo” que se ha denunciado.

 

“Yo tengo familiares que entraron desde la administración pasada, ellos no están ahí inclusive. Pueden checar todo está en la Ley de Transparencia”, dijo.

 

Cuestionada sobre los dichos del gobernador Cuitláhuac García Jiménez de que se “detuvo a tiempo” el nombramiento que pretendía hacer, subrayó que respaldaría lo que declaró el mandatario recientemente.

 

Finalmente aclaró que no ha habido despidos ni reducción de salarios de los trabajadores de la Secretaría del Trabajo, Previsión Social y Productividad.

 

Ariadna García/ IMAGEN DEL GOLFO