Staff Imagen del Golfo

Ahora que en Xalapa se ha dado a conocer que taxistas agredidos por aparentes miembros de la delincuencia organizada pertenecen a la banda de “Los Caguamos”, cabe recordar que a principios de enero de este año una mujer se plantó en la Plaza Lerdo en el centro de la capital para exigir a las autoridades protección ante una amenaza latente del líder de ese grupo, de nombre “Demetrio”, quien mantiene amenazadas algunas colonias de esta ciudad.

 

El 11 de enero, con pancartas en mano, Aracely denunció públicamente agresiones por parte del líder –y familiares- de la agrupación denominada ‘Los Caguamos”, quienes dijo le han golpeado e incluso disparado contra su casa. Con angustia, expuso ante la prensa que teme por su vida, ya que los sujetos que la han agredido fueron exonerados de cargos por una jueza.

 

Aracely fue tajante al referir que se trata de una banda que opera principalmente en la colonia Lomas de Casa Blanca en Xalapa, por lo que –en aquel momento- pidió la intervención de las autoridades y responsabilizó a Demetrio G. ‘N’ y Martha C. ‘N’ de lo que pusiera ocurrir a ella o su familia.

 

La afectada se dijo angustiada debido a que “la juez Alma Aleida Sosa desechó las denuncias en contra de quienes han agredido a mucha gente, no sólo a mí… cómo puede ser posible que la jueza apruebe que delincuentes anden libres pegándole a medio mundo”; la anterior denuncia se desprendió de la carpeta de investigación 40/2018, que la juez prácticamente desecho.

 

Juez deja a xalapeña a merced de pandilla ‘Los Caguamos’

 

“¿Cómo puede ser posible que las autoridades no hagan nada y permitan que se lesione a una mujer, sus derechos, por qué protegen la policía y autoridades a estas personas? He sido agredida en muchas ocasiones, no puede ser posible que esto ocurra en Xalapa que es la capital del estado… yo llevo varios procesos en contra, mi casa fue agredida, fue baleada, atentan contra mi libertad, ya no puedo andar libre caminando porque esta gente y esta familia apodados ‘Los Caguamos’ siempre han hecho alarde de que están protegidos por las autoridades, por la policía… Me han agredido físicamente y han destruido mi casa… son nueve denuncias en total”.

 

Esa banda, afirmó la víctima, tiene asolada a toda la colonia Casa Blanca. Ella tuvo el valor de expresarlo.

 

La justicia en Veracruz, hoy en manos de Edel Álvarez, sigue actuando en agravio de la sociedad. Aracely se encuentra en peligro a causa de una banda que actualmente, al parecer, se encuentra confrontada con otro grupo delincuencial.

 

Edel Álvarez y el fiscal, Jorge Winckler, tuvieron en sus manos una investigación en contra de esa banda; la desecharon e incumplieron en su labor de investigar, poniendo en peligro a familias.

 

Hoy el enfrentamiento de “Los Caguamos” con otro grupo está afectando la seguridad de los xalapeños, mientras el fiscal y el presidente del Tribunal Superior de Justicia parecieran “tiran la “bolita” a la Secretaria de Seguridad Pública, cuando por una falla en el proceso a su cargo se amenaza la seguridad de los xalapeños.

 

“Los Caguamos” suman ya, según notas periodísticas, cinco muertos. La esposa del líder fue una de las agredidas, juntos con otros taxistas de la misma agrupación, el pasado viernes.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO