Redacción.- Luego de que los padres de Mario Aburto, supuesto asesino del excandidato presidencial Luis Donaldo Colosio le entregaron una carta, el presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó a la Secretaría de Gobernación a que realice lo que corresponda por ley y si hay posibilidad de abrir el caso del asesinato del excandidato priista ocurrido en 1994, deberán hacerlo.

“Si hay posibilidades de reabrir el caso legalmente se hará, pero me va a entregar un dictamen la secretaria de Gobernación sobre este asunto. No hay que agotar ninguna posibilidad de investigación, no cerrar el caso”, afirmó.

El Jefe del Ejecutivo Federal pidió que casos como el del asesinato de Colosio deben ser expedientes abiertos, “porque fue un crimen deleznable que debe de ser aclarado”.

“No porque pase el tiempo ya deben de olvidarse estos casos y tener la postura de exigir el esclarecimiento de los hechos siempre, no solo los familiares, todos los mexicanos tenemos que pedir que estas cosas se aclaren. Y en lo que corresponde a nosotros como autoridad ver qué procede legalmente, pero no dar carpetazo a ninguno de estos asuntos”.