El legislador local, Gonzalo Guízar Valladares, deploró que la presa Yuribia sea usada como “válvula del chantaje”, esto ante la falta de respuesta y capacidad política, ante las demandas de los habitantes de la región, lo que provoca que no haya agua en Coatzacoalcos.

“Lamentablemente vuelve al escenario social-político la famosa válvula del chantaje, derivado de la falta de capacidad política, de diálogo de los entes públicos vinculados al tema de la solución a sus problemas que de manera legítima reclaman los habitantes de Tatahuicapan. Creo que ellos siempre se quejan de que no cumplen los acuerdos, y siempre que hay una cerrazón hay un cierre de válvulas, derivado de que no están cumpliendo lo que acordaron con las autoridades administrativas correspondientes”.

Al respecto, pidió a los habitantes de Tatahuicapan “que nos ayuden para que tengamos agua en la región sur, tanto en Minatitlán como en Coatzacoalcos, que hay niños , mujeres, sufriendo por la escasez del líquido, y le pido a las autoridades municipales de Coatzacoalcos, en primer lugar, a la Comisión del Agua ahí en Coatzacoalcos, que se concentren en el tema y que cumplan con los amigos de este municipio -Tatahuicapan- que siempre se están quejando de que no han cumplido con los compromisos adquiridos”.

A decir de Guízar Valladares, “la política es el respeto a los acuerdos, y alguien que no respeta acuerdos violenta la política. Una acción es este lamentable suceso, que vuelva al escenario social ese chantaje de cerrar válvulas, ese chantaje de que nos dejen sin agua, con a veces justificada razón. Y por otro lado también decirle a la autoridad competente que hay que poner mano firme, primero que cumplan los acuerdos, que vean el tema con toda responsabilidad, y segundo que también se respete el estado de Derecho”.

Y es que la presa Yuribia fue tomada este domingo por los habitantes de Tatahuicapan, dejando sin agua a municipios de la región sur, entre ellos Coatzacoalcos y Minatitlán.

LeticiaCruz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO