Una afectación para alrededor de 300 mil menores y sus familias es la que representa la suspensión de los subsidios a las guarderías, además de que hay municipios a los que ni siquiera se consideró para dar el apoyo directo, como es el caso de Orizaba, indicó la senadora Indira Rosales San Román.

 

“El problema sigue y el problema continuará; a principios de año se anunció la reducción del programa a 50 por ciento y aún más desafortunado, el viernes pasado, cuando se publicaron las nuevas reglas de operación, que consiste en darles mil 600 pesos bimestrales a las madres de familia directamente, pues no incluyeron al municipio de Orizaba, eso es un tema bien delicado porque no nada más se redujo el presupuesto, sino que no se les va a incluir en el programa ni se va a poyar a las estancias infantiles”, expuso.

 

Esto, acotó, está afectando a miles de mujeres en todo el estado y sobre todo en Orizaba, y la justificación es que este municipio no es de alta marginación ni es de zona indígena, aunque en la ciudad hay cientos de mujeres que trabajan y que tienen que dejar a sus niños para poder obtener ingresos para mejorar la calidad de vida de su hogar.

 

Mencionó que son más de 100 municipios los que quedaron fuera de esos apoyos por la misma razón, y aunque es bueno que se dé prioridad a los que son vulnerables en algunas situaciones, por ejemplo alimentarias, el criterio es poco objetivo y científico.

 

Recordó que la excusa ha sido la detección de supuestas irregularidades en el manejo de estancias, pero si se encuentran anomalías en alguna, esa se debe cerrar y abrir una nueva, además denunciar a quien está lucrando, pero no se puede castigar a todos con esa postura tajante.

 

Agregó que desde el Senado de la República se organizó un grupo de legisladores y legisladoras de diferentes partidos políticos como un “frente por la niñez”, a través del cual se han estado interponiendo amparos en diferentes estados poniendo como agravio el interés superior de la niñez.

 

Destacó que se estará luchando e incluso se presentó ya una iniciativa por parte del legisladoras del PAN a fin de garantizar el interés superior del menor, pensando que más adelante se pudiera pensar en suprimir algún otro programa, pues ya se vio en días pasados con la supresión de apoyos para el programa de refugios para mujeres víctimas de violencia doméstica, sin tomar en cuenta que estas féminas necesitan no sólo un lugar seguro sino acompañamiento legal y psicológico.

 

La senadora recordó que recientemente, el “súper delegado” comentó que estos niños podrían ser cuidados por “Yalitzas”, citándolo textualmente, lo cual es una forma discriminatoria de hablar de las trabajadoras domésticas y como funcionario es una falta de respeto, pues además Veracruz es un estado con dos alertas de género.

 

Refirió que por esa situación se interpuso una queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación por parte de los senadores y senadores del PAN, pero se les sumaron los de MC, PRI, PT y PES, en donde más allá del tema mediático lo que se busca es que se haga un llamamiento a los servidores públicos para que no incurran en estas prácticas, pues no es un tema menor.

 

Rosales San Román estuvo en Orizaba para asistir a un evento con mujeres del PAN, organizado por la regidora Ana Teresa Herrera y el Comité Municipal.

 

 Nora Gabriela Lira/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO