La senadora y ex secretaria de Desarrollo Social del Estado de Veracruz, Indira Rosales San Román, rechazó haber incurrido en irregularidades cuando participó en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

Aclaró que no ha sido notificada ni requerida por ninguna autoridad ante señalamientos de malversación de recursos.

“Cualquier cosa yo estoy a la disposición, si hubiera algún señalamiento o sobre todo legalmente, más allá de un señalamiento mediático. Hasta este momento no he recibido ninguna notificación y si lo hubiera estaré para responderla”.

Negó haber dejado en las cuentas públicas 2017 y 2018 déficit y cuentas sin comprobar.
Incluso no fue notificada por el Órgano de Fiscalización Superior.

Por el contrario criticó que a varias semanas de los cambios de gobierno no se tenga un censo completo de los veracruzanas que requieren apoyos sociales.

Incluso se ofreció a asesorar a quienes están a cargo de la tarea, como el delegado Manuel Huerta Ladrón de Guevara

“No he recibido ningún citatorio hasta este momento de ninguna forma. El único tema que traigo muy a la mente es el de la telefonía celular que son los dispositivos móviles con los cuales se llegó a censar a más de un millón de familia y que gracias a ello se hizo una realidad el programa Veracruz Comienza Contigo en los 212 municipios. A cien días de la administración anterior en mi carácter de secretaría de Desarrollo Social entregamos apoyos alimentarios y habíamos terminado el censo”.

Negó que cuando fue funcionaria estatal haya incurrido en malos manejos y desvíos de recursos con las despensas del programa Veracruz Comienza Contigo.

Dijo que para eso se encuentra la Auditoría Superior de la Federación y al momento no ha sido citada por ninguna instancia legal.

Sin embargo, responderá conforme a la ley pues se encuentra tranquila ya que encabezó una secretaría transparente.

Insistió en que el Censo del Bienestar va atrasado y que necesitan asesoría.

Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO