La fiscal de Distrito, Yaiza Elena Hernández Reyes, reconoció que persiste el rezago en la resolución de las denuncias interpuestas por los ciudadanos ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

 

Afirmó que el atraso en el esclarecimiento de las investigaciones se debe a la falta de más personal y hasta de propios fiscales para funcionar eficazmente en la Unidad Integral de Procuración de Justicia (UIPJ) de la FGE en beneficio de los ciudadanos.

 

Al carecer de trabajadores en distintas áreas -dijo- los funcionarios se ven imposibilitados en atender al gran número de personas que acuden diariamente para interponer una denuncia por diversos delitos.

 

Yaiza Elena Hernández declaró que cada año integran hasta cuatro mil carpetas de investigación por diversos delitos, y para resolverlas apenas hay siete fiscales, dos orientadores un facilitador con responsabilidad juvenil, mismos que están “rebasados” de demanda de servicios y la aplicación de la justicia contra los culpables.

 

“La realidad es que el personal, en relación a la población y la atención que se requiere, no se da abasto, es la realidad. No podemos decir que nosotros por un lado no tenemos establecidos ninguna ley o reglamento de ultimátum para resolver las denuncias”, expuso la fiscal de distrito.

 

En el área que le compete la funcionaria indicó que los principales delitos que se denuncian son robo, despojo, fraude y lesiones entre las personas. La UIPJ de la FGE atiende a los habitantes de Poza Rica, Coatzintla, Cazones de Herrera y Tihuatlán.

 

 

José Martín / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO