Opiniones y Comentarios
Por Julio Ricardo Blanchet Cruz

 

Decía Arturo, el bohemio puro de noble corazón y gran cabeza; aquél que sin ambages declaraba, que solo ambicionaba robarle inspiración a la tristeza”.  De “El brindis del bohemio”, de Guillermo Aguirre y Fierro (1887 – 1949)-…

Pero esto no va nada bien; y va para peor.  Y para todos aquellos que guardan consuelo en que eso sucede en todo el mundo, no nada más aquí, pues “El mal de muchos es consuelo de tarugos”; pues sígran parte del mundo está literalmente de cabeza

El cambio que ha generado la tecnología de los últimos años, la humanidad no lo ha podido digerir.  Es inconcebible que todavía piensen que las cosas se van a componer; si tenemos hecho un asco todo nuestro entorno…

Si un niño tiene su cuarto hecho un tiradero; es porque dentro de su cabeza tampoco hay orden.  Bueno; pues es lo mismo.  Si tenemos contaminados hasta los confines del Planeta; es porque así tenemos contaminada la mente; y actuamos en consecuencia…

Si nos viéramos a nosotros mismos, no como lo más perfecto de la Creación, hechos a imagen y semejanza del Creador; sino a través de un microscopio, como podrían vernos desde Júpiter; nos veríamos como una vil plaga perniciosa, tan mala, que aún entre nosotros mismos nos matamos…

Hemos invadido el Planeta y seguro estoy que no le somos gratos.  Todos los organismos tienen sus sistemas de defensa y siempre tratan de deshacerse de las plagas; así que le hagamos como le hagamos, pero esto no va a cambiar y habrá que pagar las consecuencias…

Y en el plano político-social, aquí en nuestro México; tampoco nada va a cambiar; y lo mismo: va para peor.  Y no es que sea pesimista.  Es que a través de la Historia solo progresan las naciones que son gobernadas con leyes, no con caprichos…

Si hay que ejercer la Ley; pues hay que ejercerla; en mí, o en los bueyes de mi compadre.  La Ley debe ser igual para todos.  Y de no ser así, nada va a cambiar.  Es ridículo que en el Senado pongan en grandes letras República Mexicana…

Primero, porque somos Estados Unidos Mexicanos.  Y segundo, porque no somos una República.  Acaban de aprobar la terna de aspirantes al cargo de Ministro de la Corte a quienes propuso el Presidente López Obrador…

Y luego salen con que somos una República.  No inventen.  No engañen.  La división de Poderes no existe en México.  No está bien que los Ministros ganen tanto dinero; pero el Presidente es el representante del Ejecutivo, no de los tres Poderes…

El Presidente no es el más importante de México y no puede bajarle los sueldos a todos porque el así lo dispone.  Si quiere acabar con el presidencialismo que tanto daño le ha hecho a México, entrometerse en los otros Poderes no es el camino…

Referente a la corrupción: tampoco se va a acabar.  Porque “Perro que come huevos, aunque le quemen el hocico”.  El que es corrupto, será corrupto aunque no reciba dinero.  Como los alcohólicos, dejarán de tomar, pero siguen siendo alcohólicos.  Su mente así está condicionada…

Se roban hasta la gasolina ¡de las patrullas! cómo estará la cosa, cuando los que nos cuidan son corruptos.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

jrbcdiariolibertad@nullgmail.com