Aún no hay fecha para que los elementos de la nueva Policía Municipal reciban sus armas, por lo que tampoco pueden iniciar con las labores operativas para enfrentar la inseguridad que prevalece en las colonias de la ciudad.

El director de Policía y Prevención del Delito, Aarón Betanzos Zumaya, indicó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aún no emite los permisos de portación de armas a los 42 elementos de la primera generación de la nueva corporación.

Además, los cadetes también carecen de equipos de radiocomunicación y sus respectivas patrullas, los cuales deberán ser entregados por las autoridades del ayuntamiento y Gobierno de Veracruz.

Mientras tanto los operativos y las labores de vigilancia seguirán a cargo de la Policía Militar y Federal, así como de los policías estatales para enfrentar la inseguridad que prevalece en Poza Rica.

El municipio no logró reclutar a los 150 elementos que requiere como mínimo para asumir las labores preventivas, por el momento sólo reunió a 42 pero hay 50 que se encuentran en proceso de formación y profesionalización para formar parte de la segunda generación.

José Martín/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO