Corren dos versiones sobre el desarrollo del Festival Tajín de este año, la oficial habla de miles de visitantes del país y del extranjero, pero la de quienes estuvieron allí, comerciantes, artesanos, visitantes cuentan baja asistencia, confirman los prestadores de servicios turísticos, hoteleros y restauranteros hablando de ocupación muy baja y pocas ventas. Pero la frase del gobernador Cuitláhuac García es más elocuente: “Creo no nos benefició que el 21 de marzo cayera entre semana, pero creo que tendremos buenos resultados…”. Ya veremos si las cuentas de la Secretaría de Turismo coinciden con la de quienes esperaban mejores ventas.