Morena ya hace gobierno, y como todo partido político en el poder pretende aplicar el spoil system, o sea sistema de botín, que consiste en entregar puestos públicos privilegiando a sus afiliados, actitud muy propia en países donde se guarda poca estima a la eficiencia y eficacia en el servicio público y al servicio civil de carrera. Para la dirigente de Morena, Yeidkol Polevnsky, lo primero es la militancia, y así lo expresa cuando afirma: “no sé vale que advenedizos se queden con las posiciones y se relegue a quienes han luchado por hacer de Morena la principal fuerza política del país”, sin embargo, es simple retórica, porque en realidad las circunstancias superan su dicho, como lo demuestra el reciente nombramiento en la Delegación del ISSTE en Veracruz a favor de un militante de partido ajeno a Morena, lo cual presume pago de facturas o de plano que en la 4T andan muy desorientados.