El presidente estadunidense, Donald Trump, pedirá al Congreso 8.6 mil millones de dólares en el presupuesto de 2020 para erigir un muro de mil 155 kilómetros en la frontera con México, pero sus opositores demócratas ratificaron su negativa a ese intento.

Según una fuente gubernamental, citada por el portal “Político”, Trump hará la solicitud hoy en su propuesta más amplia para el próximo año fiscal, que terminará un mes antes de las elecciones presidenciales de 2020.


La suma, que rebasa por casi tres mil millones de dólares la petición para seguridad fronteriza de 5.7 mil millones que provocó el cierre del gobierno por 35 días entre diciembre y enero, seguramente dividirá a los negociadores del gasto este año, anticipó la fuente.

La administración planea usar 8.1 mil millones de dólares en el año fiscal en curso para terminar más de la mitad del muro, con recursos provenientes de otras fuentes de financiamiento, a través de una controvertida orden de emergencia que Trump dictó en febrero y que el Congreso pretende anular.

La solicitud de 8.6 mil millones de dólares para el año fiscal 2020 permitiría a la administración completar unos mil 155 kilómetros de muro, según el funcionario de la administración, que pidió no ser identificado.

En respuesta, la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, publicaron una declaración conjunta contra la pretensión del presidente Trump de solicitar 8.6 mil millones de dólares para lo que calificaron como “costoso e ineficaz muro”.

“El presidente Trump lastimó a millones de estadounidenses y causó un caos generalizado cuando cerró el gobierno de manera imprudente para tratar de obtener su costoso e ineficaz muro, que prometió que sería pagado por México”, dijeron los líderes legislativos demócratas.

Añadieron que el Congreso se negó a financiar su muro, y Trump “se vio obligado a admitir la derrota y reabrir el gobierno. Lo mismo se repetirá si lo intenta de nuevo. Esperamos que haya aprendido su lección”.

“En un momento en que nuestro país enfrenta desafíos sobre empleos para el futuro, este dinero sería mejor gastado en la reconstrucción de Estados Unidos y en la educación y el desarrollo de la fuerza laboral para empleos para el siglo XXI”, advirtieron.