Por: Heladio Castro

Al menos 10 mil centroamericanos radicados en Veracruz podrán regularizar su situación migratoria con el programa que arrancó el lunes 1 de abril, en el que no cabrán personas con antecedentes delictivos, informó Carlos Escalante Igual, director general de Atención a Migrantes del gobierno estatal.

 

El programa iniciado desde el Ejecutivo y la Secretaría de Gobierno se dirige a migrantes procedentes del llamado Triángulo Norte (Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua) y en algunos casos hasta de Cuba, cuya estancia en Veracruz es irregular.

 

Esa oficina se enlazará con el Instituto Nacional de Migración, difundirá el programa, apoyará con algunos requisitos y gestionará la condonación de multas por estancia irregular de los migrantes, que implica un pago promedio de mil 500 pesos por cada año vivido en Veracruz en esa circunstancia.

 

Actualmente los centroamericanos con mayor presencia en el estado de Veracruz son hondureños, y los de menor tránsito son nicaragüenses.

 

El funcionario estatal dejó en claro que con el inicio del programa no habrá caravanas masivas de indocumentados ni irrupción de personas que cometieron delitos en su país y buscan evadir a la justicia al amparo del beneficio que tendrían aquí, y para evitarlo habrá filtros muy cerrados.

 

“Esos filtros los vamos a llevar a cabo en base al apoyo que tenemos con los cónsules de El Salvador, Honduras y Guatemala; hay una relación perfectamente estrecha con ellos, y no vamos a permitir que gente que sea un delincuente se aproveche de este tipo de situaciones.

 

“No se desplaza a mano de obra mexicana porque ese migrante ya está trabajando actualmente; no le estamos dando entrada a nuevos migrantes, estamos tratando de regularizar al migrante que ya vive aquí (…); lo que fomentaría es la legalidad porque si ya está aquí un grupo como de 10 mil de manera ilegal, lo que estamos haciendo es legalizar su estancia”, subrayó Escalante Igual.

 

Recalcó que quienes viajan en caravana no tienen intención de quedare en México, pues su sueño es llegar a Estados Unidos.

 

Precisó que el programa que entró en función el 1 de abril tienen sustento en el artículo 173 de la Ley de Migración y no afecta a los mexicanos, pues no les quita oportunidades de desarrollo.

 

“No se desplaza porque ese migrante ya está trabajando actualmente; no le estamos dando entrada a nuevos migrantes, estamos tratando de regularizar al migrante que ya vive aquí”, puntualizó.

 

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO