Amado, Winckler y Guízar en reunión de seguridad

Místicos y Terrenales

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

  • Feminicidios, cifra espeluznante: 74 en éste año
  • Faltan sólo 13 para igualar los del 2018
  • ANUIES pide respetar la autonomía universitaria

El fiscal general del Estado, Jorge Winckler Ortiz, éste lunes fidundió una cifra espeluznante: Van 74 feminicidios en lo que va del año.

Para tener una idea de lo pavorosa que resulta ésta cifra es que durante 2018 se registraron 87 casos como feminicidios, mientras que en 2016 fueron 58.

Es decir, en menos de 100 días que lleva éste año el número es mucho más alto que los casos que se presentaron en 2016.

De acuerdo con el registro de “incidencia delictiva” del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) durante enero de éste año se anotaron 10 feminicidios, mientras que en febrero fueron 11.

Jorge Winckler durante una conferencia de prensa que dio éste lunes 8 de abril en Boca del Río, mencionó que en lo que va de éste mes son 6 casos de feminicidios lo que llevan registrados. Así que los 21 casos que anota el SESNSP durante enero y febrero, más los 6 que refirió Jorge Winckler, son 27, lo que llevaría a que durante marzo se dieron 47 casos de feminicidios.

Probablemente no es este el número para marzo, pero si hay una disparidad entre las cuentas que se llevan a nivel federal y las que se tienen en la Fiscalía General del Estado de Veracruz (FGEVer).

Por lo pronto, el número de feminicidios que se registran para éste año es el que da Jorge Winckler, 74, porque las actas que se deben levantar por cada defunción violenta que se registra, se hacen en la Fiscalía del estado.

Cierto es que las muertes violentas contra mujeres en Veracruz han sido múltiples en los últimos tiempos.

Uno de los casos más sonados es el de una joven de 23 años asesinada en la ciudad de Veracruz, presuntamente por la pareja sentimental de su madre.

Otro es el de la taxista Sara Martínez, desapareció en Veracruz el 26 de marzo y su cuerpo se encontró en avanzado estado de putrefacción la semana pasada, en la comunidad La Esperanza, de Medellín de Bravo.

Los números se pueden discutir, pero lo que es indiscutible es que la inseguridad sigue siendo alta en Veracruz.

¿Cuándo tendremos paz otra vez?

AMADO, WINCKLER Y GUÍZAR EN REUNIÓN DE SEGURIDAD. El sábado 6 de abril se realizó una reunión a puerta cerrada en Coatzacoalcos para tratar temas de seguridad con autoridades municipales de Coatzacoalcos y Nanchital, y con empresarios de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

Ahí estuvieron los diputados locales Amado Cruz Malpica y Gonzalo Guízar Valladares, con el fiscal Jorge Winckler, quien presentó un informe sobre incidencia delictiva en la zona sur de Veracruz, integrado por la Unidad de Análisis de la información de la FGEVer, para –de acuerdo con la información de la Fiscalía- “aportar información a las autoridades municipales que les coadyuve a sentar las bases en la preparación de un plan estratégico de combate a la delincuencia”.

Jorge Winckler dijo que es necesario establecer estrategias en materia de procuración de justicia y prevención del delito  de manera coordinada con los gobiernos. En la región sur de Veracruz, dijo que se vive “un momento un poco complicado”.

Por su parte Amado Cruz mencionó que con estas acciones se busca continuar el trabajo de las mesas para la construcción de la paz en Veracruz, y “que está construcción por la paz en Veracruz tenga cauces institucionales”.

La idea –dijo- es de que se haga de manera coordinada y útil para todos los que tienen cargo público, una información y un diagnóstico de prevención de delito y procuración de justicia.

LOS REPROCHES A AMADO. A Amado Cruz le reprocharon su asistencia a éste encuentro.

Pero lo hizo al amparo de su responsabilidad de ser el diputado local por ese distrito, y para atender la convocatoria tanto de la CMIC Coatzacoalcos como de varios presidentes municipales.

“Asistí a una reunión sobre el estado de seguridad pública, que lo único que revela es la atención que el tema me merece”.

Este encuentro no significa que su relación con el fiscal sea de amistad o de camaradería, pero si institucional por el cargo que tiene y por los problemas de inseguridad que se viven en el sur del estado: “la relación con el fiscal se debe valorar a la luz de mis declaraciones sobre él y, sobre todo, en los votos legislativos de indudable sentido”, puntualiza.

Amado Cruz también tuvo hace unos días una reunión con la Rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, para “encontrar caminos de servicio al estado de Veracruz”, para el desarrollo de la zona sur de la entidad.

Con la Rectora, refiere Amado Cruz, le unen 40 años de historia universitaria, tanto de estudiantes como de académicos.

ANUIES PIDE RESPETO A LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA. Por fin la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) decidió hacer un “llamado” a los congresos de los estados de Baja california Sur, México y Veracruz, por los intentos de vulnerar la autonomía universitaria en las tres entidades.

Para el caso de Veracruz, el “llamado” incluyó a la comunidad de la Universidad Veracruzana, aunque aquí el intento es por quitarle la autonomía al Colegio de Veracruz.

El llamado es firmado por el “Consejo Nacional de la Anuies” integrado por los directivos de 15 instituciones de educación superior del país, tanto públicas como privadas, y el Secretario General Ejecutivo de la ANUIES, Jaime Valls Esponda.

En ese llamado “la ANUIES expresa su preocupación por los intentos, cada vez más frecuentes, de los poderes ejecutivos o legislativos de varias entidades federativas para modificar las leyes orgánicas de las universidades públicas autónomas, sin mediar comunicación ni participación de los órganos de gobierno competentes y las comunidades universitarias, tal y como está ocurriendo en Baja California Sur, en el Estado de México y en Veracruz”.

El documento menciona que en octubre e 2018 la Segunda Sala de la SCJN resolvió en favor de la autonomía universitaria ante la injerencia del  Congreso del Estado para modificar la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo,  al argumentar que dicha garantía “puede ser definida como el grado necesario de independencia de la interferencia extrema que la universidad requiere con respecto a su organización interna y a su gobierno…”. En este sentido, al dictar su resolución, determinó que la autonomía universitaria permite a las universidades públicas “establecer su autogobierno para desarrollar las bases a fin de cumplir con sus objetivos…”.

“Gracias a la autonomía –se puntualiza-, las universidades públicas han mantenido un espacio de libertad de pensamiento e innovación, la pertinencia y calidad de sus funciones sustantivas, adaptándose a las nuevas circunstancias de un entorno dinámico y en constante transformación y atendiendo las necesidades de una sociedad que evoluciona”.

Y en ese sentido la ANUIES anota que “El rango constitucional de la autonomía universitaria es un reconocimiento a la necesidad de que la educación superior, la investigación científica y la difusión de la cultura se lleven a cabo respetando los principios de libertad de cátedra y de libre examen y discusión de las ideas. De ahí emana su utilidad social”.

Que bueno que por fin decidieron intervenir y no nada más estar mirando.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar