Redacción.- El papa Francisco fustigó ayer a Europa y Estados Unidos por la muerte de niños en Siria, Yemen y Afganistán, al decir que esas naciones ricas alimentan conflictos y provocan víctimas inocentes con tal de vender armas en zonas de guerra.

Ante estudiantes y docentes del Colegio San Carlo de Milán, el Papa dijo que la razón de que haya tantas guerras en todo el mundo es porque “las ricas Europa y Estados Unidos venden armas… utilizadas para matar niños y matar gente”.

Francisco añadió que sin tales armas no habría guerras en países como Siria, Yemen y Afganistán.

“Un país que fabrica y vende armas tiene sobre su conciencia la muerte de cada niño y la destrucción de cada familia”, agregó el Sumo Pontífice.

Al hablar sobre la necesidad de que los países acojan e integren a los migrantes, el Papa refutó las preocupaciones sobre la delincuencia que los gobiernos citan para mantener fuera a los solicitantes de asilo.