Asesina a su hijastra y la entierra en patio

Xiomara, de 23 años, fue golpeada golpeada hasta la muerte

El agresor dejó a su madre abandonada en el hospital con diversas heridas

Xiomara de 23 años de edad fue golpeada hasta la muerte por su padrastro Antonio A.G. entre el jueves por la noche y el transcurso del viernes, quien después de enterrarla en el patio de su casa de la colonia Reserva de Tarimoya III huyó del sitio, según relatan familiares.

El cuerpo de Xiomara, quien además presentaba un retraso mental, no había podido ser recuperado 36 horas después debido a que personal de Servicios Periciales esperaba la orden de un juez para realizar la exhumación.

Su madre Eufemia P.R. permanecía en el sitio con un vendaje en la cabeza, su pareja después de golpear a su hija hasta matarla había arremetido contra ella a machetazos, hasta dejarla casi inconsciente.

De acuerdo a lo que relató a sus familiares, el agresor la dejó abandonada en las afueras del Hospital de Tarimoya y entre lo que alcanza a recordar le dijo que encontraría a su hija Xiomara enterrada en el barranco, el patio de la casita de madera en donde habitan.

Más tarde, Antonio A.G. se presentó en la casa de los familiares de su pareja para decirles que habían sufrido un accidente en el triciclo adaptado con una motocicleta en la que ejerce el oficio de chatarrero, y que la encontrarían en el hospital.

La versión del presunto feminicida generó desconfianza debido a que tanto el vehículo como él no presentaban ningún tipo de daño, pero ante los cuestionamientos calló en contradicciones y huyó del sitio sin que hasta el cierre de esta edición se haya emitido una órden de búsqueda para su captura.

Los familiares localizaron a Eufemia en el hospital quien relató lo que recordaba, fue entonces que se trasladaron a la casa y al revisar el patio, encontraron la tierra removida y una pala, indicios que hacían suponer que el sujeto, había dicho la verdad, “No se merecía eso, ella era como una niña”, explicaron indignados.

Antonio A.G. tenía un historial de agresiones hacia su pareja y su hijastra, los gritos de auxilio eran una constante de acuerdo a lo que relatan los vecinos, quienes reconocen que la noche del jueves fue percibida como una pelea normal de esa pareja.

Días atrás Eufemia había llamado a la policía para pedir ayuda, los agentes no intervinieron argumentando que no tenían una órde judicial para ingresar a la propiedad.

La familia exige justicia y dio a conocer la fotografía, para que la ciudadanía si lo ve, lo denuncie y se llegue a su captura.

Asimismo, piden ayuda a la comunidad para costear los gastos funerarios y la recuperación médica de Eufemia, ya que no cuentan con los recursos económicos suficientes para poder realizar el gasto.
Víctor Toriz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar