Mientras en México, más de 60 millones de pobres luchaban para llevar el pan la mesa, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto gastaba más de tres mil millones de pesos en publicidad para la Reforma Educativa. Esa frívola noticia la dio a conocer este domingo la Presidencia de la República, a través de un informe en el que se detalla que ese monto representó el 73.3 por ciento del gasto total en publicidad que ejerció la Secretaría de Educación Pública (SEP) en el sexenio.

Y es que, si hacemos memoria, Aurelio Nuño se despachaba con la cuchara grande. De acuerdo con datos de la Secretaría de la Función Pública (SFP), entre 2013 y 2018, la SEP gastó cuatro mil 97 millones de pesos en publicidad a través de la partida 36101 Difusión de Mensajes sobre Programas y Actividades Gubernamentales.

Sin embargo, ese incremento del gasto en 2017 coincidió con la sobreexposición del entonces titular de la SEP, Aurelio Nuño en la televisión, quien aspiraba a la candidatura presidencial del PRI. Lo peor de todo es que el año con mayor gasto fue el 2017, con mil 882. 59 millones de pesos; seguido por 2015, con 510.42 millones y, 2016, con 389.89 millones de pesos.

Así se las gastaba el Golden Boy de Peña Nieto, un personaje insensible que gastaba el dinero de los mexicanos, en promover su imagen. Lo que es la vida, hora ni quien se acuerde de él.

LBP Noticias