Caprichitos del fiscal y el gobierno

Tiene razón Anaís Palacios, integrante del Consejo Estatal Ciudadano de Búsqueda de Desaparecidos, al demandar que tanto el fiscal general del Estado como el gobierno central actúen con madurez para que se logre la justicia en Veracruz.

Hasta el momento, todo se ha ido en dimes y diretes, amagos de pugilismo, bravatas y conductas absurdas en ambas partes, lo cual obviamente no abona a favor de una correcta y cercana colaboración. Da la impresión de que en cualquier rato van a entrar en guerra los agentes de Seguridad Pública contra los ministeriales.

Lo más reciente ha sido el oportunismo del fiscal, que está demostrando para qué lo dejaron en ese puesto. Como mecanismo de contraataque sacó de su manga una investigación que quedó pendiente contra el entonces diputado Zanyazen Escobar por la toma del Congreso, en octubre de 2018, y la presenta justo el día que el hoy secretario de Educación acudió a denunciar a funcionarios yunistas por cientos de millones de pesos desviados.

Así ¿cuándo va a caminar la justicia? Winckler está ahí para proteger a los yunistas y Cisneros parece haber venido al mundo sólo para destituir a Winckler, pero los veracruzanos seguimos desprotegidos.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar