Ciudad de México- 2019-04-0208:09:37- GertrudisMoreno

 

Con el retorno de la dirección general de Pemex a esta ciudad han salido a flote los escandalosos negocios de los líderes del sindicato petrolero, quienes cobran para que los trabajadores puedan subir a las plataformas establecidas en el Golfo de México.

 

Las cuotas que se les han fijado a estos obreros son de quince mil pesos por subirlos a los helicópteros que los transportan a estas plataformas y si quieren obtener una planta de base, en estos trabajos alejados de las costas, tienen que pagar cerca de medio millón de pesos.

 

Son sus propios dirigentes los que trafican y cotizan con las necesidades de mexicanos que viven en el mar.

 

Se ignora qué actitud tomará Octavio Romero, director general de Pemex, al conocer que en la misma ciudad donde estarán sus oficinas centrales, se efectúan esta clase de tráfico comercializado del esfuerzo humano.

 

Los hermanos Víctor, Pablo y Manolo Kidney de la Cruz son los conocidos jerarcas de la sección 47 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO