Simón Pedro de León Mojarro, ex titular de la Unidad de la Coordinación de Delegaciones de la Sedesol, hoy Secretaría de Bienestar, se convirtió en el segundo imputado que libra en una semana un caso de la “Estafa Maestra”.

Un juez federal de la Ciudad de México determinó este miércoles no vincularlo a proceso por una presunta contratación indebida de 124 millones 100 mil pesos a la Universidad Intercultural del Estado de México.

Fernando Payá Ayala, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, determinó que la Fiscalía General de la República no presentó evidencias suficientes para procesar al ex funcionario zacatecano del delito de uso indebido de atribuciones y facultades.

El impartidor de justicia dijo que, como lo argumentó la defensa, el convenio millonario que suscribió el imputado no estaba sujeto a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público ni mucho menos a su Reglamento.

Durante la audiencia, Payá precisó que, conforme al quinto párrafo del artículo primero, esta norma no es aplicable a los convenios que son suscritos entre las dependencias de la administración pública federal y las instituciones de las entidades federativas, como ocurrió en el convenio de la Sedesol con la UIEM.

Con información de Debate