Crimen organizado contra un gobierno desorganizado (II parte)

Línea Caliente
Por Edgar Hernández*
 
Tras el divorcio del gobierno con la Fiscalía General y el colocar como árbitro de la lucha contra la delincuencia a un Secretario de Gobierno, que actúa como chivo en cristalería, se desbocaron los Carteles.
Desde el arranque del gobierno de Cuitláhuac García se observa una estrategia contra la delincuencia común y el crimen organizado, confusa.
Pareciera que el gobierno solo da palos de ciegos tratando de regresar la paz social y la seguridad extraviadas en los tres últimos lustros producto de la complicidad del gobierno con los criminales.
Hoy, nadie duda de la buena fe del gobernante, pero se requiere algo más.
Se impone un conocimiento táctico, armamento, acciones de inteligencia y  adecuada preparación, así como conocer a la perfección el entramado o red delincuencial e ir directo contra las cabezas que prohíjan y amparan a las organizaciones criminales.
Ya mismo, lo que se ha visto en los últimos cuatro meses es una batalla desorganizada contra uno de siete cárteles.
De las 23 acciones para herir de muerte a los Cárteles, 19 han sido enfocadas al Cartel de Jalisco, lo cual abrió el apetito a las otras organizaciones por quedar a la cabeza, e incluso dar lugar a la aparición de un séptimo Cartel, negado por el gobierno como si ello bastara para exterminarlo.
El histórico del combate a los criminales, nos remonta a tan solo el arranque de este gobierno cuando se registra la primera respuesta seria, pero deshilvanada de la autoridad contra un solo Cártel.
Así, el primer “golpe” de la SSP, a cargo del regiomontano Hugo Gutiérrez Maldonado, se registra el 05 de enero en Hueyapan de Ocampo, un municipio ubicado al sur de la entidad asediado por el robo de combustibles.
Luego una veintena de acciones en guerra declarada cuya zona de conflicto se ubicó en 15 municipios desencadenando una serie de enfrenamientos donde cayeron en igual proporción delincuentes que policías.
Le siguió Tlalixcoyan, con el desmantelamiento de un predio del CJNG, el aseguramiento de un rancho, además de equipo táctico y siete vehículos. Los combates se extendieron a Boca del Río donde se aseguró una casa y rescataron a 2 menores tras el decomiso de armamento y vehículos blindados.
Tlalixcoyan: es tomado el rancho llamado “Isla de los Pajaritos”, en la comunidad de Oteapa. Esta diligencia, tuvo como saldo el abatimiento de cuatro presuntos integrantes del CJNG.
En Tierra Blanca: Aseguran campamento, el rancho “La Chincheta”, con armas y vehículos. En Misantla, abaten a 3 integrantes del CJNG, mientras en Acayucan, detienen a dos integrantes con un arsenal y vehículos, mientras en Tlalixcoyan toman dos casas de seguridad en la localidad de Las Mesillas.
En Tierra Blanca, el 7 de febrero, se libran intensos enfrentamientos con detenciones de sicarios, armamento y vehículos, se desmantela asimismo una bodega en Mata de Caña-Paso de Tigre, atascada de armamento, abarrotes, refrigeradores, mobiliario de oficina, llantas y equipamiento táctico.
Lo mismo sucede en Manlio Fabio Altamirano y Playa Vicente donde rescatan a dos personas secuestradas por CJNG y además se encontraron los cuerpos de dos personas que también habían sido secuestradas y que fueron ultimados por los delincuentes.
Córdoba desde semanas anteriores ha sido ring de batallas campales en disputa por la plaza. Fuerza Civil detuvo a sicarios, pero fueron repelidos por grupos criminales que tomaron carreteras, incendiaron tráilers y se metieron hasta los hospitales a ultimar a los policías heridos y compañeros caídos.
En Río Blanco: Detienen a tres con armas, uno de ellos implicado en asesinato de Valeria Cruz, señalado como cómplice en el asesinato de Valeria Cruz Medel, hija de la diputada federal de Morena, Carmen Medel.
Mientras en Fortín, abaten a dos miembros del CJNG. El 16 de enero fueron abatidos dos presuntos integrantes del Cártel de Jalisco en la carretera federal Fortín-Huatusco, tras privar de la libertad de una persona. Al acudir los elementos estatales fueron agredidos. Las fuerzas policiales aseguraron dos camionetas; un auto tipo sedán y dos armas de fuego.
Cotaxtla y Coatzacoalcos se han convertido en tierra de nadie.
Están vacíos los municipios. En esta última localidad, una de las más peligrosas del mundo, fue capturado Isaac Ernesto “N”, alias “Espagueti”, presunto Jefe de Estacas, bajo las órdenes del CJNG, asegurando un vehículo con reporte de robo y 45 dosis de droga, al parecer cristal.
También en Coatzacoalcos, fue detenido el presunto líder del CJNG y subordinado, Alberto Alejandro “N”, alias “El Fresa” o “El Trece”, presunto segundo al mando de la plaza de Coatzacoalcos de dicha organización delictiva y subordinado a Alexis “N”, alias “El 09” o “Sádico”.
Las acciones unilaterales contra un Cartel, el de Jalisco, no han parado.
 Por respuesta se han incrementado los ajusticiamientos, secuestros, cobros de piso hasta en los más modestos comercios y una extraña ola de feminicidios.
Ello sin contar que semana a semana aparecieron decenas de embolsados que no se sabe si son los buenos, si son los malos o si es el desquite del Cartel Jalisco Nueva Generación que se da el lujo de amenazar, vía mantas, hasta al gobernador que ya se mueve con miedo con decenas de guaruras.
Todo ello nos arroja una serie de conclusiones.
La primera es que por lo visto, esta lucha solo avivó el avispero criminal creando zozobra y miedo ciudadano; por cada cabecilla o sicario que la SSP extermina surgen diez más feroces; el solo concentrar los esfuerzos contra el Cartel Jalisco, ha fortalecido a los seis restantes por lo que se entendería que se está atacando al cuerpo del mal, mas no a la cabeza, ni sus vínculos con la narcopolítica.
Y esto va para largo.
Tiempo al tiempo.
 
*Premio Nacional de Periodismo

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar