Cuando el 5 de marzo de 2019 los reporteros preguntaron a Cuitlahuac García sobre la presencia de un nuevo grupo delictivo llamado Cártel del Siglo, el gobernador de Veracruz dijo enfáticamente que era falso, que no existía ese cartel. A lo mejor el gobernador estaba en lo correcto, pero con eso de que Cuitláhuac García no conecta el cerebro con el lenguaje, quizá pensó que se referían al cartel de alguna fiesta patronal o de algún baile de “sabadaba”, y como él está bien enterado de esos carteles sabatinos, pues afirmó categóricamente: “Es falso, el día de hoy tuvimos ya el informe concreto y no existe dicho cartel”. Pues resulta que el cartel no existe, pero sí el cártel, es decir el grupo delictivo. El Fiscal del estado en conferencia de prensa anunció la detención de integrantes de este cártel que se denomina Cártel del Siglo: “En ese sentido, dio a conocer la desintegración de una célula delictiva conformada por cinco probables homicidas, integrantes de un grupo de la delincuencia organizada autodenominado Cártel del Siglo, que operaban en las ciudades de Xalapa y Coatepec, quienes fueron detenidos mediante un operativo táctico implementado por la Policía Ministerial en coordinación con elementos de la Policía Naval, dependientes de la Secretaría de Marina”. Muy bien informado anda el gobernador de Veracruz, pero a la vez muy convenenciero, pues cuando se trata de pedir ayuda, acude al Senado a decir que en Veracruz operan hasta siete grupos de la delincuencia organizada; pero no le pregunten cuáles, porque no sabe ni donde está parado.

Muere Emilio Gidi Villareal, el último gran rector de la UV; después de Gidi puras lacras

Emilio Gidi Villareal fue sin duda el último gran rector de la Universidad Veracruzana. Antes de él estuvieron rectores de la calidad de Salvador Valencia Carmona y Roberto Bravo Garzón. Cabe mencionar que después de Gidi la UV ha experimentado sus peores épocas, primero con Víctor Arredondo, más tarde con Raúl Arias Lovillo y actualmente con Sara Ladrón. Gidi Villareal fue el rector que condujo a la UV hacia su autonomía, calidad que no fue aprovechada ni por Arredondo, que fue secretario de Educación de Fidel Herrera gracias a sus servicios prestados en la campaña de éste; autonomía que tampoco fue aprovechada Arias Lovillo, que le dio un doctorado a Fidel Herrera; pero tampoco fue aprovechada por Sara Ladrón, quien se iba a Casa Veracruz a tomar té con Karime, quien la enseñó a dejar el rebozo y ponerse un Chanel. Después de dejar la rectoría Emilio Gidi se guardó de grillar, se ocupó en su trabajo editorial y en el fortalecimiento de la cultura, la legalidad y el respeto a los derechos humanos de los universitarios. Sin duda, con su muerte se va toda una época, la época de grandeza de una universidad que era considerada de las mejores de América.

Después de que Armando Vega Gil anunciara su suicidio en Twitter, los mensajes de odio en su contra continuaron

El mensaje de Twitter de Armando Vega Gil en el que anuncia su suicidio se publicó alrededor de las 04:00 horas del lunes 1 de abril. Su suicidio se anunció pasadas las 09:00 horas. En ese lapso de tiempo hubo personas que contestaron al mensaje de Armando Vega Gil, bajista de la agrupación Botellita de Jerez. Algunos de los mensajes eran de solidaridad, pero otros mensajes iban cargados de indolencia y odio. Karina Almaraz, Feminasty y Epifanía publicaron: “Que se mate”; “que se mate x2”; “que se mate x3”. Lady Corrales publicó: “El suicida no anuncia, el narcisista sí. Que chingue a su padre el señor ese”. Lo que Lady Corrales no sabe es que el suicida sí anuncia, eso lo saben los doctores en psiquiatría. Por su parte Lesbiana de Oro fue más dura, pues una vez que se dio el suicidido del músico se atrevió a decir: “Ps que bueno que #ArmandoVegaGil se suicidó, ya saben, ‘Hombre muerto no viola, no mata’. No me queda duda que somos poderosas, las abrazo a todas morras”. Alejandro Arévalo, un varón, publicó: “El tuit de Armando Vega Gil amenazando suicidarse es TAMBIEN una forma de violencia, miles de mujeres han recibido estas amenazas de sus parejas que quieren revertir los papeles: ellos son las víctimas. Pido por favor no me lo retuiteen”. Ahora que la muerte de Armando Vega Gil ha conmocionado a buena parte de la sociedad mexicana, muchas de estas personas que coreaban su muerte se han escondido en el silencio. O cerraron sus cuentas, o bloquearon a los que critican su indolencia, su falta de conmiseración.

Armando Ortiz                                               aortiz52@nullhotmail.com