Casas destechadas, árboles y ramas caídas, así como zonas sin energía eléctrica, dejó la surada que se registró este sábado en la zona centro del estado.

En entrevista el alcalde de Huiloapan, José Gabriel Flores Sarabia, refirió que ese municipio tuvo diversos daños por los vientos con rachas de hasta 50 kilómetros por hora, principalmente en las congregaciones de Donato Guerra, Paredón Viejo y San Cristóbal, en donde 50 casas presentaron daños en sus techos, desde mínimos a medianos, además de que hubo un incendio a la altura del Parque Industrial Valle de Orizaba (PIVO) por razones desconocidas.

Mencionó que el siniestro afectó a una empresa transportista con daños importantes.

Agregó que el fuego se pudo sofocar alrededor de las nueve de la mañana gracias a la intervención de elementos de Bomberos y Protección Civil.

Señaló que las afectaciones están siendo cuantificadas con el apoyo de los agentes municipales y los EDAN se harán llegar a la Secretaría de PC en la entidad.

Afectaciones similares se presentaron en el municipio de Ixtaczoquitlán, donde el coordinador de PC, Samuel Valencia Argüelles, reportó casas destechadas en la cabecera municipal y en la localidad de Zacatla, mismas que por fortuna sólo quedaron en los daños materiales.

El personal, agregó, laboró en el retiro de árboles y ramas caídos en la carretera a Zoquitlán Viejo y en la localidad de Tuxpanguillo, mismos que provocaron la obstrucción de la vialidad.

Nora GabrielaLira/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO