Veracruz- 2019-04-2613:32:41- Laura Morales

 

La reducción de fuentes de empleo en zonas petroleras como Coatzacoalcos y Poza Rica generó la ola de inseguridad que actualmente se vive.

 

Marcos Orduña Alcocer, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, recordó que luego de la reforma energética dejaron de ejercerse inversiones además que hubo adelgazamiento de plantillas laborales provocando inestabilidad.

 

“Veracruz fue el resultado de deficientes administraciones estatales anteriores pero si le sumamos la reforma energética en la que se dejaron de realizar inversiones en el sector de hidrocarburos, los estados petroleros del Golfo como Tamaulipas y Veracruz se vieron afectados”.

 

Expresó que en Tabasco ocurrió una situación similar como en el corredor Villahermosa- Paraíso donde se corre el riesgo de ser asaltado en la carretera y una crisis similar en Ciudad del Carmen Campeche, donde hubo ajustes laborales en las plataformas.

 

Lo que sucedió en el estado fue que se creó la tormenta perfecta con los malos manejos de las administraciones anteriores y con la falta de inversión en Petróleos Mexicanos por los cambios que hubo con la reforma energética.

 

“Dejó de haber proyectos para que las micros pequeñas y medianas empresas pudieran tener acceso a ellas”.

 

El Gobierno Federal tomó la decisión de generar macroproyectos, y por lo tanto los tomaros las grandes empresas que terminaron subcontratando a las compañías locales pero a precios de miseria ocasionando la quiebra de varias de ellas.

 

“Es algo en lo que estamos luchando. Estamos viendo con las autoridades estatales y federales que cambios vamos a hacer. Viene una inversión para el sureste con las refinerías, serán más de 8 mil millones de pesos en el corredor Coatzacoalcos -Minatitlán y hay otras con los que queremos ver como reactivar la industria del estado y los adyacentes porque si no se genera una situación complicada y la inseguridad sigue incrementándose”.

 

Recordó que el 96 por ciento de las compañías son micros, pequeñas y medianas empresas y solo 4 por ciento son de gran magnitud, sin embargo, son quienes se llevan el 80 por ciento e la obra, es decir, no hay equilibrio.

 

Por ello gestionan con las Cámaras de Diputados y Senadores cambios a la Ley de Obras Públicas y servicios relacionados con la misma.

 

“Cualquier tipo de obra por pequeña que sea se resalta. Dicen salieron 20 proyectos pero realmente son micros y una de las cuestiones que estamos empujando la modificación a la Ley de Obras. Una propuesta importante es que las dependencias y entidades federativas destinen 35 por ciento de su presupuesto a las micros, pequeñas y medianas empresas”.

 

Acusó que en la administración federal anterior se permitió la entrada a un alto número de compañías extranjeras y más de mil empresas mexicanas quebraron.

 

Por ello consideró que debe crearse un Consejo Nacional de Infraestructura con el fin de realizar todos los proyectos ejecutivos que se necesitan de mayor a menor envergadura.

 

“Nosotros hemos estado empujando hacia cero corrupción. Ahorita tenemos un proyecto de un tren maya entonces hay que realizar el proyecto ejecutivo, también el de las refinerías, el tren transísmico Salina Cruz- Coatzacoalcos. Porque si seguimos trabajando en función a si se me ocurre que hagamos una obra sin tener ningún plan se presta a corrupción”.

 

Insistió en que definiendo el proyecto de inicio a final se evitan encarecimientos, se garantiza una mejor obra y disminuye la corrupción.

 

Sobre los proyectos petroleros en la zona de Tierra Blanca afirmó que la explotación para aceite ligero será importante por la derrama económica que se generará.

 

Por ello buscan que los recursos se dispersen y las compañías veracruzanas no terminen avasalladas por compañías extranjeras.

 

“Viene mucha inversión en el tema de hidrocarburos y este año va a empezar a fluir esto y es un tema muy interesante para beneficio de nuestra región”, concluyó.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO