Rúbrica

Por Aurelio Contreras Moreno

Contra todo pronóstico, al parecer la Fiscalía General de la República que encabeza Alejandro Gertz Manero sí pretende ir en contra de, por lo menos, algunos duartistas implicados en los multimillonarios desfalcos a las arcas del estado de Veracruz durante el infausto sexenio del ex gobernador hoy preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

Por la noche del domingo, se dio a conocer que a petición de la FGR, un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal con sede en Xalapa giró una orden de aprehensión en contra de Mónica Ghihan Macías Tubilla, hermana de la esposa de Javier Duarte de Ochoa, Karime Macías Tubilla, por el delito de defraudación fiscal por más de tres millones de pesos.

Mónica Macías fue exhibida en 2016 como supuesta propietaria –aunque en los hechos habría fungido como prestanombres- de un lujoso departamento en la Torre Pelícano de la ciudad de Boca del Río, mismo que en realidad era usado por Javier Duarte y su familia.

También apareció como propietaria de una residencia en el tristemente famoso Country Club de Woodlands, en Houston, Texas, a donde la camarilla duartista en pleno pretendía vivir un retiro dorado que se malogró cuando perdieron las elecciones de Gobernador y comenzó la cacería que llevó a Duarte de Ochoa a ser encarcelado.

Un día después del anuncio del proceso contra Mónica Macías –a quien se busca, entre otras ciudades, en Londres, donde viven su hermana Karime y sus sobrinos-, se dio a conocer que la FGR también enderezó sendas denuncias contra cuatro ex funcionarios del gobierno de Duarte de Ochoa, a los que imputa el delito de peculado.

Se trata de los ex secretarios de Finanzas y Planeación Tomás Ruiz González y Fernando Charleston Hernández, y los ex subsecretarios de Finanzas y Administración Carlos Hernández Martínez y el hasta hoy intocable Gabriel Deantes Ramos.

La Fiscalía de Gertz Manero no tuvo que inventarse nada para solicitar a los jueces federales los autos de vinculación a proceso contra estos ex funcionarios. Las carpetas de investigación se basan en las denuncias que a su vez interpuso la Auditoría Superior de la Federación por el presunto desvío de más de mil millones de pesos provenientes de fondos presupuestales federales entre 2012 y 2014. Las mismas denuncias que la PGR del sexenio de Enrique Peña Nieto jamás quiso atender.

Esto no quiere decir que vayan a ser aprehendidos los cuatro duartistas. Todos enfrentan sus procesos en libertad pues no se les sometió a prisión preventiva. Lo más probable es que no lleguen a pisar la cárcel. Pero si se les encuentra culpables de los ilícitos que se les imputan, tendrían que reparar el daño causado al erario del estado de Veracruz.

Llama la atención que al mismo tiempo que comenzaba a difundirse la información sobre los procesos en contra de los ex funcionarios duartistas y la hermana de la ex presidenta del DIF veracruzano, se esparcieron rumores sobre una supuesta renuncia de Alejandro Gertz Manero como fiscal general de la República, versiones que fueron rechazadas desde este organismo.

Hasta ahora, Gertz es de los pocos funcionarios rescatables del gobierno de la “cuarta transformación”. Ojalá que las “tenebras” de la pandilla fide-duartista y los acuerdos inconfesables que hay en medio no le hagan temblar la mano.

Email: aureliocontreras@nullgmail.com

Twitter: @yeyocontreras