Agencias/ Sociedad 3.0 Xalapa, Ver. 26 de abril 2019

 

Algunos empleados que colocaron los andamios para la restauración de Notre Dame fumaban, reconoció hoy la empresa Le Bras Frères, luego que el semanario Le Canard enchaîné publicó que la policía francesa encontró siete colillas de cigarrillos cerca del armazón de vigas.

Le Bras Fréres, encargada de montar los andamios en el techo de la catedral, aceptó que algunos empleados fumaban en la obra pese a que estaba prohibido. Marc Eskenazi, portavoz de la compañía, reconoció que algunos trabajadores fumaban, pero “excluyó” que una colilla mal apagada haya causado el incendio que se registró en el techo de la catedral el pasado 15 de abril, según publicó RFI.

El semanario Le Canard Enchaîné informó que algunos trabajadores encargados de la restauración de la aguja de Notre-Dame reconocieron a los investigadores que fumaban en los andamios.

Sin embargo, los investigadores respaldan más la hipótesis de que el incendio se debió a un cortocircuito, ya que se observaron varias irregularidades en la instalación eléctrica, en el tendido para alimentar un juego de campanas que se encontraba en la aguja y otro bajo la misma, y que recorría el envigado de madera de Notre-Dame.

 

 

Con información de Milenio