Místicos y Terrenales
Marco Antonio Aguirre Rodríguez
  • ¿En qué se ha gastado el gobierno de Cuitláhuac García casi 42 mil millones de pesos?

  • El préstamo de 1,650 MDP atorado

  • Yunes Linares es aliado del CEN del PRI

La pregunta es más que válida:

¿En qué se ha gastado el gobierno de Cuitláhuac García casi 42 mil millones de pesos recibidos?.

Porque ese es el flujo mínimo de dinero que ha ingresado a sus arcas.

La federación programó para éste año 109 mil millones de pesos en aportaciones y participaciones para el estado de Veracruz, lo que significa que por este concepto ingresaron ya 27 mil 250 millones de pesos durante éste año, más 9 mil millones de la federación que ingresaron en diciembre del 2018.

Hasta aquí van 36 mil 250 millones de pesos.

A esto se le deben de sumar 2,500 millones de pesos que recibió de un préstamo quirografario para el pago de los aguinaldos, lo que hace 38 mil 750 millones.

Además, también obtuvo 3 mil 65 millones de pesos por adelanto de participaciones.

Es decir, que el gobierno de Cuitláhuac García ha tenido ingresos por alrededor de 41 mil 815 millones de pesos.

Son casi 42 mil millones de pesos.

¿Cuál ha sido su erogación?.

El único pago que se conoce es el realizado a empresarios con deudas atrasadas por apenas 8 millones de pesos.

La única obra pública terminada es la calle principal (y carretera) de Pueblo Viejo, para la cual ya estaba el recurso apartado desde el gobierno de Miguel Ángel Yunes.

La única obra que está en proceso es el bulevar Poza Rica-Coatzintla (que va con retrasos y cuestionamientos de calidad y técnicos por parte de los habitantes de la zona, incluyendo algunos que sí saben de obra publica) y para el cual también ya está apartado el recurso.

No hay el pago ofrecido a los empresarios acreedores.

Es más, se ha puesto en marcha una táctica dilatoria, la misma que se aplicó en el gobierno de Miguel Ángel Yunes, de revisar una y otra vez la documentación, para “asegurarse” de que el cobro es “justificado”.

La aplica ahora la Tesorera, María Esther Reyes González, quien dice hacerlo por instrucciones del titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), José Luis Lima Franco, y a petición del mismo Gobernador, Cuitláhuac García.

Sin embargo Reyes González depende directamente de Eleazar Guerrero, el subsecretario de Administración, quien ha sido mencionado como el que ha dejado correr la versión de que con entregar un porcentaje de la deuda, salen los cheques de inmediato.

El dinero no está fluyendo desde el gobierno del estado, aún cuando sí ha ingresado.

¿Dónde está?.

¿O ya se lo gastaron todo?.

¿Qué tanto control tiene el gobernador Cuitláhuac García sobre el manejo de las finanzas del gobierno del estado?.

La actual administración ya está acumulando deudas con sus proveedores, tanto en lo poco que hacen de obras públicas, como en la compra de insumos en la SEV, de equipo en Seguridad Pública, de alimentos para reos, de servicios de limpieza en todas las oficinas. Vaya, ya le están debiendo hasta el IPAX, la policía privada del gobierno de Veracruz, porque sólo les entregan los recursos para el pago de nomina.

Una forma muy sencilla de corroborar las retenciones de pagos, es con el Seguro Social, institución que le está reclamando el retraso en la entrega de las cuotas obrero patronales a prestadores de servicios contratados por el gobierno del estado.

O también le pueden preguntar al SAT de la demora en los pagos de retenciones de impuestos y de gravámenes directos por parte de las mismas empresas.

De ser reales las versiones, están repitiendo el camino que siguió la administración de Javier Duarte, al contratar obras y servicios y comprar insumos y no pagar.

Esto, en definitiva, no ayuda a la imagen de honesto que el presidente Andrés Manuel López Obrador le enalteció al gobernador.

¿En qué se han usado esos casi 42 mil millones de pesos?.

Ya quedó más que demostrado que el gobierno de la entidad es un gran impulsor de la economía del estado, pero si se retiene el dinero para satisfacer los apetitos de unos cuantos, la olla de presión no va a aguantar mucho.

EL PRÉSTAMO DE 1,650 MDP, ATORADO

Lima Franco promueve un nuevo préstamo para el gobierno del estado de Veracruz por 1 mil 650 millones de pesos. Lo llama “adelanto de participaciones”, pero no lo es, porque si así fuera, las mismas se hubieran entregado ya, directamente de la Secretaría de Hacienda.

Es un préstamo que se va a manejar a través de Banobras y para el cual van a hipotecar parte de las participaciones del gobierno del estado.

La solicitud de éste recurso es una muestra de que hay un manejo deficiente en los recursos económicos del gobierno del estado, que en algún lado se están atorando o de alguna forma se están fugando.

Pero además el adeudo que se busca contratar tiene problemas técnicos y por eso no ha podido presentarse al pleno del Congreso del Estado.

Algo ocurre en Sefiplan que provoca que los recursos no fluyan. Los místicos no han desplegado la capacidad suficiente para resolver el atorón (para no decir que se han mostrado ineficaces o que han sido muy eficaces en jinetear el dinero).

YUNES LINARES ES ALIADO DEL CEN DEL PRI

Las cosas en el PRI de Veracruz cada vez se ponen más extrañas.

Adolfo Ramírez Arana es uno de los aspirantes a la dirigencia estatal del PRI en Veracruz.

Este martes 23 de abril dio una conferencia de prensa junto con su compañera de formula, la economista Silvia Domínguez y acusó que hay un “panista” que está promoviendo a su contrincante, Marlon Ramírez. Un panista que quiere quedarse con el PRI veracruzano.

No dio el nombre, pero la versión que ha circulado desde hace mucho es que Miguel Ángel Yunes Linares es quien lo está promoviendo.

Pero lo más extraordinario es que acusó que esto ocurre con la complacencia y contubernio de la dirigente nacional de ese partido, Claudia Ruiz Massieu.

“Vengo a pedir la renuncia de Claudia Ruiz Massieu que saque las manos del proceso y que no sea cómplice de esta serie de trampas que van a acabar con el PRI en el país; no pueden darse estos ejercicios dizque democráticos cuando están haciendo trampa de antemano y van contra las leyes”, puntualizó.

Acusó que les dieron un padrón apócrifo, distinto al registrado ante el Instituto Nacional Electoral, en el cual sacaron a varias personas y metieron a miles más. El padrón ante el INE es de 157 mil personas y el que les otorgaron es de 160 mil, para comenzar.

Los dados cargados a favor de Marlon Ramírez incluyen la emisión de una convocatoria amañada y que el padrón nunca fue compulsado, o verificado.

Una muestra del favoritismo hacia Marlón Ramírez es que Víctor Hugo Alarcón, del área de Afiliación del Comité Estatal del PRI, fue separado de su cargo después de que entregaron una grabación donde dice que el apoyo tiene que ser para Marlon.

Por la tarde dejaron correr una versión de que había renunciado a la candidatura, precisamente por las irregularidades que enunció, pero al poco tiempo emitieron un video donde decía que seguiría hasta la elección.

Así el PRI, parece ir camino a su extinción.